La Policía rastrea sin éxito el río en Córdoba en busca de Ruth y José

  • La Fiscalía dice que han aparecido nuevos indicios contra el padre de los niños que aconsejan que siga en prisión preventiva

La investigación para esclarecer el paradero de Ruth y José, los dos hermanos de 6 y 2 años desaparecidos en Córdoba el pasado 8 de octubre, cuenta con nuevos indicios que apuntan a la responsabilidad del padre de los pequeños, José Bretón, en su pérdida. El fiscal jefe, José Antonio Martín-Caro, fue ayer muy claro al asegurar que estos nuevos indicios valdrían para mantener al imputado en prisión preventiva, una postura que el Ministerio Público mantendrá hasta que Bretón se siente en el banquillo de los acusados.

"Además de los indicios que en su momento sirvieron de base para pedir la prisión, que el juez consideró suficientes y adecuados, hay otros más", dijo el fiscal jefe. Por tanto, si el magistrado José Luis Rodríguez Laín decide levantar el secreto de sumario y el abogado defensor pide la libertad de Bretón, "la postura del fiscal va a ser contraria", anunció Martín-Caro. "Nuestro punto de vista es mantener la prisión preventiva hasta el momento del juicio", avanzó. Aunque Martín-Caro no detalló cuáles serían los nuevos indicios contra el progenitor, apuntarían a la supuesta comisión de un delito de detención ilegal o secuestro, con la aplicación de un artículo concreto que contempla una "pena más grave" para el caso de que el individuo no diera razón de la persona secuestrada, como hasta el momento es el caso. El fiscal jefe aclaró que nunca se ha hablado de homicidio o asesinato, "porque nunca hemos tenido indicios en ese sentido". En cuanto a la simulación de delito que también se le imputa a Bretón, se castiga con una "pena mínima" que por sí sola no justificaría mantener al sospechoso en prisión preventiva. La legislación contempla un máximo de dos años para esta medida, prorrogables por otros dos. Martín-Caro, no obstante, confió en que "no se agoten estos plazos".

Las palabras del fiscal jefe coincidieron con una nueva búsqueda de los niños en el entorno de la finca de la familia de José Bretón en Las Quemadillas, una zona de Córdoba que los agentes consideran una pieza esencial del puzzle para reconstruir lo ocurrido el 8 de octubre. La Unidad de Delincuencia Especializada de Violencia de la Policía Nacional, con agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), realizaron un nuevo rastreo con una zódiac en el Guadalquivir, el segundo desde que los niños desaparecieron. La anterior inspección con la zódiac tuvo lugar tres días después de la desaparición de los pequeños, el 11 de octubre. Los efectivos del GEAS estuvieron durante no más de dos horas buscando a los niños, mientras un helicóptero sobrevolaba la zona.

Fuentes próximas a la investigación detallaron que las lluvias de los últimos días después de tres meses muy secos podrían haber removido la tierra, lo que los investigadores habrían considerado idóneo para buscar nuevas pistas. Los agentes acotaron una zona del cauce del río situada a apenas un kilómetro de la finca de los padres de Bretón. El rastreo terminó por la tarde sin éxito.

Por su parte, la portavoz de la familia materna de los pequeños, Esther Chaves, consideró ayer "una inyección de energía" la intención de la Fiscalía de solicitar que Bretón esté en prisión preventiva hasta el juicio. Chaves subrayó que "siempre apoyará las decisiones de la Fiscalía y de los jueces" porque -razonó- el trabajo que están desarrollando es "incansable". Tras más de cien días de búsqueda, Chaves explicó que "se lleva mal porque seguimos con la misma incertidumbre". En cuanto a la madre, dijo que "está fuerte y, aunque el estado anímico varía, las fuerzas no se las va a quitar nadie". La portavoz informó de que la madre de los niños fue el martes a la Policía para obtener información sobre cómo recuperar los objetos -ropa y juguetes- que éstos llevaban en su equipaje el fin de semana que fueron a Córdoba desde Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios