Presos peligrosos se enfrentan a funcionarios en la cárcel de Huelva

  • El recluso que encabezó la pelea es uno de los más peligrosos del país y ya ha sido trasladado a la prisión de Puerto 3

Comentarios 5

Un intento de motín en el módulo 16 del centro penitenciario de Huelva, donde cumplen condena los reclusos calificados como peligrosos en el Fichero de Internos de Especial Seguimiento (FIES) se saldó con un funcionario herido grave y un preso, de carácter leve, un enfrentamiento que ya está en manos de la autoridad judicial. Los hechos ocurrieron el pasado 31 de enero en las dependencias del módulo 16 -donde también están internados lo reclusos de ETA- destinadas a sala de estar.

Cuando llegó la hora de la salida estipulada al patio y los funcionarios se dispusieron a cachear a los reclusos como medida de prevención ante la posibilidad de que pudieran portar algún tipo de arma -ya se ha dado algún caso-, cuatro de los internos se atrincheraron en una zona de la sala, se armaron con palos cogidos de fregonas y escobas y se negaron al cacheo, insultando a los trabajadores.

En el enfrentamiento, el cabecilla de la revuelta golpeó con una silla en la cabeza a un funcionario, que trató de repeler la agresión y que también resultó con un brazo roto, por lo que tuvo que ser asistido en un centro hospitalario y se encuentra de baja. La intervención de los trabajadores consiguió disolverlos y uno de los presos resultó también herido en una de las manos.

El recluso que instigó a sus compañeros al enfrentamiento con los funcionarios, F. V. A., cumple una condena de 66 años y está considerado por Instituciones Penitenciarias como uno de los diez presos más peligrosos de España, cuyas cárceles ha ido recorriendo protagonizando motines, revueltas e incluso ha llegado a quemar celdas en alguna prisión. Fue condenado por homicidio en 1985, acuchilló a un preso en 1990 y un año después encabezó el motín, con secuestro de funcionarios, en la cárcel de Herrera de la Mancha. Varios estudios psiquiátricos realizados por expertos lo definen como "un psicópata incapaz de sentir remordimientos".

Este recluso fue trasladado días después del motín a la prisión Puerto 3, en El Puerto de Santa María. Los otros dos presos, condenados por delitos menos graves, también han protagonizado motines en otras prisiones españolas.

Otra versión distinta de los hechos la ofrecen los reclusos, dada por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, según la cual se trató de un incidente, "no un motín" que se produjo al pedir explicaciones los presos por un registro en las celdas sin su presencia y en el que se el los funcionarios había destrozado algunos de sus enseres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios