Rajoy ordena a Arenas "salir de la lista de espera" y ganar las elecciones

  • El presidente del Gobierno rompe su silencio en Málaga para reclamar el 25-M un "grito" contra el conformismo, la resignación, la corrupción y el desempleo

Comentarios 4

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, vuelve a hablar. Tras guardar silencio durante más de tres semanas, las mismas que han transcurrido desde su nombramiento, Rajoy eligió un acto de partido, la convención regional que el PP andaluz celebra desde el pasado viernes y hasta hoy en Málaga. Uno de los mensajes fue en clave electoral, el primero desde que se fechara en el 25 de marzo la celebración de las elecciones andaluzas.

En respuesta a un comentario anterior de Arenas, que irónico le dijo que lo había dejado solo "en la lista de espera" previa a gobernar, Rajoy dijo asumir su papel como máximo dirigente popular para "darle una orden" a Arenas: "Te ordeno que salgas de la lista de espera". Rajoy manifestó que en este momento su compromiso con Andalucía "es más firme que nunca". "Las elecciones del 25 de marzo tienen que ser un grito esperanzado contra el conformismo, la resignación, la corrupción y el desempleo", espetó, y aseguró que el Gobierno "estará a la altura de las circunstancias y devolverá con creces la confianza que nos dieron los ciudadanos de Andalucía".

Rajoy estuvo acompañado en el acto de ayer no sólo por el presidente del PP andaluz sino también por la ministra de Empleo, la onubense Fátima Báñez, y por el ministro de Hacienda, el diputado por Sevilla Cristóbal Montoro.

Otros de los mensajes estuvieron relacionados con la crisis económica. Rajoy se dirigió a los ciudadanos para insistir en la necesidad de que las administraciones públicas deben "apretarse el cinturón" y anunció que seguirá "tomando decisiones, aunque sean difíciles" con el fin de controlar el déficit público.

Si bien no hizo una sola alusión directa a la subida del IRPF adoptada por su Ejecutivo, en contra de lo marcado en su programa electoral, sí aseguró que se pedirá "un esfuerzo más grande a los que pueden hacerlo"; eso sí, intentando "ser justos y equitativos en las decisiones".

"El Gobierno sabe perfectamente lo que tiene que hacer para mejorar la reputación de España y para crecer y crear empleo", dijo un día después de la agencia de calificación Standard & Poor's le bajase dos puntos la nota a España debido al aumento de la crisis en la zona euro. Y el mismo día en que adelantó que 2011 habrá cerrado con 5,4 millones de parados, estimación que supera en más de 400.000 el número de finales de septiembre.

Rajoy dibujó la que será la agenda central del Ejecutivo para los próximos meses y en la que están marcadas en rojo la Ley de Estabilidad Presupuestaria y la reforma laboral. Un asunto este último en el que hizo un llamamiento a la responsabilidad de los sindicatos y las organizaciones empresariales para que alcancen un acuerdo. También aprovechó la cita en la capital de la Costa del Sol para mostrar las cartas con las que acudirá el próximo 30 de enero a la reunión del Consejo de Europa, que será su primera cumbre comunitaria. "El Gobierno sabe lo que hay que hacer para mejorar la reputación de España y lo va a hacer", declaró.

A pesar de que se esperaba la intervención del presidente del PP andaluz, Javier Arenas, después de que el pasado viernes apuntase su intención de dar a conocer cuál su decisión sobre los impuestos si alcanza el Gobierno andaluz, éste no hizo ni una sola referencia directa a qué hará, si bien sí empleó un lenguaje similar al utilizado a nivel nacional por el PP para justificar la subida del IRPF. Arenas aludió al previsible déficit de las cuentas de la Junta de Andalucía y se mostró convencido de que si gobierna se encontrará "un agujero en las cuentas públicas más significativo que el que se ha encontrado el Gobierno central".

La convención popular, centrada en los emprendedores y las pequeñas y mediadas empresas, se cierra hoy con la presencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios