Rebeldes (políticos) con causa

  • La cantera de los partidos políticos con representación en el Parlamento de Andalucía se alimentan de menores de 30 años que llegan con "ganas de cambiar las cosas".

Comentarios 3

Albert Camus decía en su ensayo El hombre rebelde que la rebeldía es una de las dimensiones esenciales del hombre, que constituye la realidad histórica del ser humano. Al mismo tiempo tradicionalmente se entiende la rebeldía como un valor asociado a la juventud.

En Andalucía hay mucha de esta rebeldía, que se enfoca hacia la política como causa. Cinco partidos conforman el, colorido, Parlamento de Andalucía. Cinco partidos distintos que dibujan, o al menos lo intentan, a los andaluces. Se conoce a su líderes y en el mejor de los casos a los que son fotografiados junto a ellos -a excepción de las caras que salen y entran de los juzgados-.

Sin embargo, hay otros líderes: los dirigentes más jóvenes. Menores de 30 años que ocupando cargos públicos y/o cargos orgánicos dentro del propio partido y que determinan el futuro de sus grupos.

Cada partido define las reglas de sus miembros más jóvenes, edad mínima de afiliación, organización interna, actividades que realizan, etc. No obstante, más allá de la ideología que lleve a cada uno a sacarse el carné del partido, a todos los mueve una misma razón: cambiar las cosas. Tal vez suene a tópico pero esto jóvenes coinciden en levantarse y luchar por unos objetivos.

Unos levantan el puño, otros rosas, algunos prefieren sentarse en círculo y otros echan a volar gaviotas. E incluso hay quien, 33 años más tarde, sigue el espíritu de Naranjito. Camus hablaba de la importancia del no. Se trata de un no iniciático, que, según el argelino significa, por ejemplo, que las cosas habían durado demasiado. Muchos jóvenes andaluces, cada uno por su causa, han declarado no a ser considerados parte de una generación perdida entre los oleajes de la crisis. Son la cantera de los partidos, los cachorros que van aprendiendo el oficio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios