Recurre a la Reina Sofía para no entregar su hijo a un padre "maltratador"

  • La mujer, que se encuentra "en busca y captura", asegura que su hijo está enfermo y que "en manos de su padre, que es violento y agresivo, su vida corre peligro".

Comentarios 6

Una mujer que ha huido de Sevilla con su hijo de cuatro años de edad tras la decisión adoptada por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de conceder la guarda y custodia del menor al padre, sobre el que pesa una condena de nueve meses de prisión por maltratar a su ex pareja y madre del pequeño, ha escrito una carta en la que pide ayuda a Su Majestad la Reina Doña Sofía para que esta "injusticia" no se "complete". 

En una carta dirigida a la Reina, esta mujer, que se encuentra "en busca y captura" al no haber entregado el menor a su padre, tal y como había decidido el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2, le suplica "ayuda" y recuerda que su marido, además de ser un "maltratador", tiene pendientes dos juicios, el primero "por quebrantar la orden de alejamiento respecto a mi persona y a mi padre, todo ello estando mi hijo presente". 

Además, tiene un segundo juicio pendiente "por lesiones graves a mi padre, también en presencia de mi hijo", el cual, según recuerda, "tiene diagnosticadas" por el Hospital Virgen Macarena de la capital hispalense hasta cinco enfermedades, como son "intolerancia a la lactosa, colon irritable, diarreas crónicas intermitentes y hipoglucemia, mientras que desde febrero de 2010 está siendo visto en Psiquiatría". 

Tras afirmar que el padre del menor sólo le ha visto 18 horas en el punto de encuentro familiar, la mujer critica que el juez le haya dado la guarda y custodia pese a que "no lo conoce y le ha hecho mucho daño". "Desconoce sus costumbres y sus enfermedades porque nunca ha querido saber nada de su hijo", señala, para preguntarse a continuación "¿cómo se puede cometer esta barbaridad y entregar a mi hijo a un maltratador que le ha hecho daño a su propio hijo?". 

"Su vida corre peligro"

De igual modo, la mujer deja claro que "nunca he querido desobedecer a su señoría, sólo quiero que mi hijo se cure y sea un niño normal y feliz", mientras que "en manos de su padre, que es violento y agresivo, su vida corre peligro", por todo lo cual solicita a Su Majestad la Reina que la "ayude" como "madre, abuela y reina de todos los españoles". 

El pasado día 17 de febrero el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 celebró una comparecencia en la que tanto el Ministerio Público como el abogado del padre interesaron el cambio de guarda y custodia a favor de éste último, tras lo cual el juez dictó un auto en el que adoptaba como medida "cautelar" atribuir la custodia al progenitor, siendo la patria potestad compartida por ambos. Asimismo, acordó dejar sin efecto la obligación del padre de abonar la pensión de alimentos por importe de 500 euros y declara la obligación de la madre de abonar 250 euros. 

En el auto, el juez llama la atención sobre "los incumplimientos reiterados de la madre" de acudir al punto de encuentro, lo que motivó que se le impusiera una multa coercitiva en julio de 2010, y señala que, "pese a ello, no se llevaron a cabo las visitas tuteladas previstas para el 9 de septiembre, 14 y 28 de octubre", señalando que los técnicos del punto de encuentro "dejaban constancia de que se ha podido observar una evolución positiva en la adaptación del menor a los encuentros con su padre, mostrándose el mismo sonriente, dinámico y participativo". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios