Rescatan a 8 viajeros atrapados en coches y arrastrados por la rambla de Retamar en Almería

  • Las tormentas intermitentes descargaron con fuerza en diversos puntos localizados de la provincia como Cuevas del Almanzora en la que se superaron los 40 l/m2 · El riesgo de lluvias amenaza hoy a todo el litoral

El miedo a morir ahogados en la rambla de Retamar se apoderó ayer de madrugada de ocho personas que viajaban en cuatro vehículos y fueron arrastrados por el agua que les sorprendió de imprevisto en los alrededores del aeropuerto de la capital.

La Guardia Civil tuvo que acudir al lugar para auxiliar a las cuatro familias que quedaron aisladas cuando cruzaban la carretera hacia el centro urbano de la barriada almeriense.

La primera actuación tuvo lugar pasadas las 00:30 horas después de que un torrente de agua embistiese a un turismo en el que viajaban dos mujeres a la altura de la conocida como Rambla Sepultura, en la AL-3113. Según informó la Subdelegación del Gobierno, ambas ocupantes pudieron salir del coche por sus propios medios y, a pesar del peligro resultaron ilesas.

La Guardia Civil prestó también auxilió poco después a otras seis personas que circulaban en tres turismos y que quedaron atrapadas por las fuertes lluvias entre los kilómetros tres y cuatro de la misma vía, en la denominada Rambla del Puente. Todos fueron rescatados por los agentes que intervinieron en la operación y se encuentran en buen estado de salud, como confirmaron a Diario de Almería fuentes de la Comandancia de la Benemérita.

La provincia ha pasado del asfixiante calor de pleno verano, a las tormentas localmente fuertes que han azotado diversos puntos. Las trombas de agua han empañado el mes de agosto, sobre todo en aquellos municipios que están celebrando sus fiestas patronales y cuyas temperaturas han descendido hasta límites inimaginables como los 15 grados centígrados que se han registrado en la Sierra de Los Filabres durante la noche.

En este sentido, hay que resaltar que la alerta amarilla pronosticada por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en la provincia se dejó sentir de forma muy diferente a lo largo y ancho de la provincia. Mientras en el área metropolitana de la capital las lluvias fueron escasas y dispersas, en otros puntos como en el Poniente la tromba de agua llegó a alcanzar los 51 litros por metro cuadrado en Felix y provocó al atasco de varios puntos de la red de saneamiento en El Ejido.

Otra de las zonas más castigadas por la tormenta de verano, que amenaza hoy con seguir descargando lluvia, fue el Levante Almeriense. El punto de recogida de agua que tiene la Agencia Andaluza del Agua en el embalse de Cuevas del Almanzora registro más de 42 litros por metro cuadrado que se suman a los algo más de treinta que se recogieron en la Sierra Almagro (Huércal-Overa) o los casi 20 registrados en el Saltador en Pulpí.

La tormenta provocó ayer situaciones inusuales al producirse fuertes trombas de agua intermitentes en Mojácar Pueblo mientras en la zona urbana en la costa lucía el sol y los bañistas aprovechaban para refrescarse en el mar.

En el Almanzora el sol coqueteó por momentos con los cielos nublados lo que provocó una mañana desapacible en la que se registraron algo más de 18 litros por metro cuadrado en Albox, una cantidad de agua que no provocó la salida de las ramblas como en otras ocasiones. En los puntos más elevados como el Puerto de La Ragua las precipitaciones de nieve no hicieron acto de aparición y las de agua de forma casi anecdótica (2,6 l/m2).

Para la jornada de hoy se espera que se repita la situación de ayer con lluvias intermitentes y concentradas en puntos concretos, un hecho que llevará implícito una ligera subida de las temperaturas llegando a alcanzarse en algunas localidades los treinta grados con mínimas entre los 12 que se esperan en Bayárcal o los 20 en Roquetas de Mar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios