Rubalcaba cree que Griñán sí cumple con la "neutralidad" como presidente

  • Micaela Navarro no comparte la apreciación de que Chacón reciba ataques machistas

Alfredo Pérez Rubalcaba mantuvo ayer en Sevilla que el líder de los socialistas andaluces, José Antonio Griñán, está cumpliendo con el papel neutral que le corresponde como presidente del congreso federal del PSOE que comenzará el viernes en Sevilla. En vísperas del cónclave, la declaración efectuada por Griñán sobre los supuestos ataques machistas que Carme Chacón está recibiendo en algunos medios de comunicación no ha dejado de sorprender entre los partidarios de Rubalcaba, aunque el candidato no se haya pronunciado sobre ello. El aspirante a la Secretaría General del PSOE se reunió ayer con los delegados sevillanos, los representantes de una de las provincias claves en el congreso -aporta 55 representantes-, aunque es una de las que ha mostrado mayor división entre partidarios de los dos candidatos. Carme Chacón cerrará su campaña, precisamente, en Sevilla y el jueves, en vísperas del congreso.

A medida que se va a acercando la cita de los socialistas, los andaluces dan mayor muestra de que van muy divididos sobre sus preferencias. Griñán, que sigue instalado en lo que denomina neutralidad activa, se mostró el pasado lunes "profundamente molesto" con la "información periodística" publicada por el diario El País sobre Carmen Chacón, y advirtió que "buscar apoyos externos a una persona por el hecho de ser mujer es, como mínimo, machista". Sin embargo, su consejera de Igualdad, Micaela Navarro, mantuvo ayer que, si bien rechaza cualquier "ataque" machista, "deberíamos ser muy cuidadosos a la hora de comparar la violencia de género con esos ataques, que desde luego yo no comparto en absoluto, pero me parece que la propia Carmen sería la primera que estaría en contra". "Miles de mujeres que están maltratadas realmente cada día, que están sufriendo esa violencia de género, puedan sentir que estamos haciendo esas comparaciones", dijo la consejera. Otras de las colaboradoras más cercanas de Griñán, la presidenta del Parlamento andaluz, Fuensanta Coves, subrayó ayer su apoyo a Rubalcaba.

Amparo Rubiales, vocal de la Ejecutiva andaluza y una persona del entorno de Griñán, salió, por el contrario, en defensa de Chacón para apoyar la tesis del origen de las críticas. "Hay ataques machistas que no son violencia de género", aseguró Rubiales después de que la consejera Micaela Navarro pidiese que no se comparen las críticas con el maltrato o la violencia de género. Rubiales, que ya ha hecho público su apoyo a Chacón como futura líder del PSOE, se ha pronunciado de este modo a través de Twitter, donde ha publicado el siguiente comentario: "Hay ataques machistas que no son violencia de género, lo sabéis todos/as, verdad? Pero hay ataques machistas". Rubiales publicó ayer en Diario de Sevilla un artículo titulado Compartir poder, en el que asegura que la candidatura de Chacón está siendo víctima de "rechazos primitivos" que se producen "cuando quien aspira al poder es una mujer", de forma que "ante todo se pregunta por su capacidad y, la mayoría de las veces, se la cuestiona o se dan explicaciones torticeras sobre su persona y su vida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios