Rubalcaba sale en defensa de Griñán en plena crisis

  • La dirección nacional del PSOE intenta minimizar la dimisión de Pizarro ante el temor a una batalla en Andalucía. El vicepresidente habla de "incidente" y José Blanco lo limita a una "discrepancia".

Comentarios 20

Vértigo. A las puertas de unas siempre arriesgadas elecciones primarias, la dirección federal del PSOE  no parece dispuesta a que la crisis abierta en el Gobierno andaluz con la dimisión de Luis Pizarro  se convierta en un elemento que debilite a su partido ahora que la Ejecutiva entra en una suerte de interinidad. Quizás la declaración más significativa fue la del vicepresidente del Gobierno y virtual candidato a las primarias, Alfredo Pérez Rubalcaba, porque apuntaló la candidatura de José Antonio Griñán para las elecciones autonómicas del año 2012. "Es mi opinión, mi impresión y mi deseo personal" que Griñán sea el candidato el PSOE, aseguró Rubalcaba en la Cadena Ser. El número dos del PSOE, José Blanco, y el secretario de Organización, Marcelino Iglesias, también realizaron declaraciones para rebajar la tensión.

En el PSOE andaluz se ha abierto una duda -aún no llega a debate-  sobre si Griñán será el candidato a las autonómicas de marzo de 2012  en el caso de que su partido coseche un mal resultado en las elecciones municipales del 22 de mayo, de ahí que la declaración de Rubalcaba cobre especial importancia. Rubalcaba es uno de los posibles candidatos a las primarias, junto a la ministra Carme Chacón, pero es la persona con más ascendencia entre la militancia socialista.

El vicepresidente y ministro del Interior es, además, diputado por Cádiz, la misma provincia de Luis Pizarro, y guarda muy buenas relaciones con el consejero dimisionario desde hace años. Rubalcaba quiso rebajar la gravedad de su renuncia a un simple "incidente", a la vez que daba su opinión sobre el futuro de Griñán, y de camino enviaba un mensaje sobre su posible involucración en la crisis. En la dirección regional andaluza mantienen que el secretario general de Cádiz, Francisco González Cabaña, y la cúpula provincial estaban utilizando su cercanía a Rubalcaba como una suerte de escudo en su enfrentamiento con ellos. Desde el sector crítico, por su parte, se hacía otra lectura: la dirección andaluza no quiso que Rubalcaba fuese elegido secretario general en un congreso en octubre por el temor a que les hiciera perder su liderazgo. No obstante, esta posibilidad -la de caminar hacia las primarias, pero a la vez nombrar al elegido secretario en un congreso- fue abortada por la decisión de Zapatero de mantenerse como secretario general hasta 2012.

Lo cierto es que la dimisión de Luis Pizarro ha tenido una amplia repercusión a nivel nacional. Pizarro no era un consejero más del Gobierno de Griñán o uno de los hombres de confianza de Chaves. También jugó importantes papeles a nivel federal. Por ejemplo, llevó la gestora que condujo al PSOE desde la dimisión de Joaquín Almunia como secretario general hasta la elección de Rodríguez Zapatero en el 35º Congreso. Después de las últimas elecciones autonómicas de 2008, Manuel Chaves quiso que Pizarro se convirtiese en secretario general del PSOE andaluz, aunque en esa ocasión contó con la oposición de otros destacados colaboradores del entonces presidente andaluz. Se trata de una persona muy conocida en todo el PSOE, con una militancia que se remonta a los años anteriores a la muerte de Franco.

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, defendió como un hecho normal las discrepancias dentro de un Gobierno. "Me parece que si un consejero tienen una discrepancia lo normal es que deje un Gobierno. Y lo normal es que un presidente, en el ejercicio de sus facultades, cambien a un consejero que discrepe de las decisiones de un Gobierno", señaló Blanco. A la vez, mantuvo que el PSOE andaluz tiene "mucha fortaleza", y que su próxima visita a Andalucía para presentar a Susana Díaz, la secretaria de Organización, en el Foro Joly (será en Sevilla, mañana) no debe ser interpretado como una medida de "auxilio", puesto que el acto se comenzó a preparar hace más de dos meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios