Rubalcaba obtiene una ligera ventaja en Andalucía

  • Las dos listas de Cádiz, Córdoba, Málaga y Almería evidencian la división entre los socialistas andaluces · La neutralidad que auspicia Griñán salta por los aires

Comentarios 2

Los partidarios del candidato a la Secretaría General del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, han obtenido una ligera ventaja de cara al Congreso Federal que se celebrará en Sevilla el primer fin de semana de febrero, aunque si algo han dejado claro los llamados congresillos que han tenido lugar en siete provincias andaluzas (hoy vota Málaga) desde el viernes es una profunda división que afecta no sólo a la elección del próximo secretario general, sino al socialismo andaluz.

La situación más grave se ha vivido en Sevilla, la ciudad que albergará el duelo entre la otra candidata a dirigir a los socialistas, Carme Chacón, y Pérez Rubalcaba, y por donde, finalmente, irá de delegado el presidente andaluz, José Antonio Griñán. De los 55 delegados que elige esta provincia, 25 son claramente partidarios de Rubalcaba, otros 25 de la número dos del PSOE andaluz, Susana Díaz, al que todos los seguidores del ex ministro del Interior identifican con Chacón y cinco de Griñán.

En Córdoba se presentaron, finalmente, dos listas, y la crítica, encabezada por Joquín Dobladez, un hombre de Gaspar Zarrías y, por tanto de Pérez Rubalcaba, alcanzó siete frente a los 13 del secretario, Juan Pablo Durán. No obstante, tanto en Córdoba como en las otras provincias, las listas no son, claramente, de ninguno de los dos contendientes por el liderazgo federal, hay partidarios de los dos en ambos.

Es el caso de Almería, donde el ex consejero Martín Soler ha aportado siete delegados a Rubalcaba, aunque en la lista oficial, que obtuvo 16, también hay partidarios del ex ministro. No obstante, desde la oficina de Chacón se informó de que su lista ha ganado en la provincia donde nació su padre, natual del municipio de Olula del Río.

Jaén, con 31 delegados, es claramente partidaria de Rubalcaba. Al menos, 30 votarán a este candidato. En Jaén, la consejera de Presidencia, Mar Moreno, una de las partidarias de la ex ministra de Defensa, se ha quedado fuera de la lista, aunque irá al congreso federal, aunque sin voto. En Granada, provincia que aporta 33 delgados, hubo lista única. En esta circunscripción hay destacados partidarios de Chacón como el consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica. También hubo lista única en Huelva, aunque entre sus 16 delegados hay de ambos bandos. No obstante, al secretario, Mario Jiménez, se le identifica con Susana Díaz y con Carmen Chacón.

Pero si Sevilla se convirtió en el escenario más agrio de todos los congresillos, en Cádiz se dio la gran sorpresa, ya que su secretario local, Francisco González Cabaña, casi empata con la crítica Irene García, alcaldesa de Sanlúcar. 13 a 11 delegados. Los oficialistas de Cádiz mantienen que los de García votarán a Chacón, aunque en la dirección de la campaña de Rubalcaba se opina que también allí hay partidarios suyos.

Estos congresos han puesto de manifiesto que la neutralidad activa que el presidente y secretario general, José Antonio Griñán, quiso instalar, saltó por los aires debido a las luchas locales y provinciales.

Un destacado miembro de la corriente rubalcabista comentó anoche que "el resultado es, francamente, bueno pero con moderación". No obstante, Carmen Chacón ya cuenta con apoyos fuertes en Cataluña -la segunda comunidad con más delegados después de Andalucía- y Valencia.

Esto deja el congreso aún más abierto, y vaticina que una vez elegidos los delegados, la verdadera campaña comenzará a partir de la semana próxima, con una agenda que incluye una cita del secretario general andaluz, José Antonio Griñán, con todos los delegados andaluces. Del encuentro, con todo, no se espera un pronunciamiento en favor de ninguno de los dos candidatos -Rubalcaba o Chacón- a dirigir a los socialistas españoles.

Heredia-Josele, primer asalto en Málaga

Aparentemente el congreso provincial que el PSOE de Málaga celebra hoy en Mijas sólo tiene por objetivo designar a la treintena de delegados para el cónclave federal de febrero en Sevilla. Pero en realidad es la primera escaramuza con testigos que el sector crítico mantiene contra el aparato que controla el partido, al que intentará derrotar el próximo verano, a la vuelta de las elecciones autonómicas de marzo.

El secretario provincial del PSOE, Miguel Ángel Heredia, ofreció la posibilidad de una lista de integración al principal representante de Socialistas Hoy, el abogado José Aurelio Aguilar Román, conocido más en la familia socialista por Josele Román. Pero éste rechazó la propuesta y ha decidido apostar por que la militancia visualice desde ya que en Málaga se configura una alternativa al actual aparato.

Así que las huestes de Josele necesitan en esta primera salida a campo abierto alcanzar al menos un 20% de los votos de los 253 delegados que participan en la cita. A partir de ese resultado pueden vender a su tropa la segura derrota como un gran triunfo que le abre todas las posibilidades en el futuro. Con esa representación, el grupo disfrutará de voz propia en el congreso federal.

¿Eso significa que los delegados de la lista que propone Román respaldan a Rubalcaba y los que encabezan Heredia, la ex ministra Magdalena Álvarez y el consejero de Turismo, Luciano Alonso, apuestan por Chacón? En absoluto. Por ejemplo, en el listado oficialista figuran el alcalde de Benalmádena, Javier Carnero, o la parlamentaria Marisa Bustinduy, que han respaldado a la ex ministra de Defensa. Pero también María Gámez, la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Málaga o el diputado provincial José Luis Ruiz Espejo, que avalan al ex ministro del Interior.

Heredia no habría hecho más que cumplir el encargo de neutralidad proclamada por Griñán. Pero los críticos aseguran que el tándem Heredia-Francisco Conejo, secretario de Organización del PSOE malagueño, ha maniobrado durante este periodo precongresual en favor de Chacón, tal como le habría encargado el propio Griñán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios