Rubalcaba reprocha al PSOE-A los "movimientos finales" en su contra

  • Dice que si Griñán pierde las elecciones del 25-M, su puesto como presidente del partido no se verá afectado · El Comité federal de listas se constituye el lunes

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, dio ayer un toque de atención a la dirección andaluza ante el proceso de confección de listas al Parlamento que debe aprobarse de aquí al domingo. Parece que no se está obedeciendo esa orden no escrita de integración, ya que la Ejecutiva regional, que se alineó con Carmen Chacón las horas previas al Congreso Federal, parece estar favoreciendo la colocación de chaconistas en puestos de salida en detrimento de los que le dieron su apoyo. Rubalcaba recordó quién ha ganado y dejó patente su descontento: no le gustó ese "cambio de posición" y esos "movimientos finales" que no le beneficiaron en el cónclave celebrado el pasado fin de semana en Sevilla. Y ahora, se están dando otros que tampoco le gustan.

Entre esas maniobras estarían los problemas de encaje de algunos señalados rubalcabistas como Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, secretario general de Vivienda en la Consejería de Obras Públicas, por Sevilla, o el ex consejero Martín Soler, que parece haberse quedado fuera de las quinielas para las listas por Almería. De hecho, Soler protestaba ayer por la actitud que está manteniendo la Ejecutiva provincial almeriense, a la que acusó de tratarle "de mala manera". En el lado contrario están otros pro Rubalcaba como la consejera para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, que está bien colocada para ser cabeza de lista por Jaén y a la que Griñán ya le ha dado todas sus bendiciones. Ante el clima de tensión que se palpa en algunas provincias, Navarro aseguró que "se equivocaría" cualquiera que hiciera una lista de cara a las próximas elecciones andaluzas pensando a qué candidato a la Secretaría General del PSOE, Rubalcaba o Chacón, han defendido los posibles integrantes de las candidaturas. "Es un error absoluto", recalcó.

Ante la posibilidad de que el resultado final en las candidaturas no se ajuste a ese principio de integración que quiere Rubalcaba, siempre quedará el recurso de la oposición del Comité Federal de Listas: quien tiene la última palabra sobre quiénes o no deben ser aspirantes a un escaño en la Cámara autonómica. Está previsto que se constituya el próximo lunes y es el último filtro que deben pasar las listas. El primero son los comités provinciales, que se celebrarán entre hoy y el domingo, donde no cabe decir no a la propuesta que lleve la Ejecutiva provincial. Las opciones son votar sí o la abstención. El siguiente paso es la Ejecutiva regional y el Comité regional de listas, cuyo resultado deberá pasar por el trámite del Comité director del PSOE-A que se celebrará el próximo miércoles -es el máximo órgano de decisión entre congresos-. Y de ahí, a su último examen en Ferraz.

En cuanto a Griñán, durante su entrevista en la cadena Ser, Rubalcaba se mostró tibio con su designación como presidente del partido. Lo resolvió diciendo que era "lo lógico" "porque hay que sumar" y de acuerdo con otra "tradición", tampoco escrita, de que los últimos 12 años lo ocupe quien es secretario general del PSOE-A. Un cargo que, en caso de que Griñán pierda las próximas elecciones andaluzas del 25 de marzo, no se verá afectado. "No tiene nada que ver", señaló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios