Sevilla registra cuatro muertes por meningitis en lo que va de año

  • El sistema de vigilancia epidemiológica de la Junta de Andalucía detecta un total de 23 ingresos, pero descarta que haya un brote al no estar relacionados estos casos.

Comentarios 4

No hay brote, ni epidemia, pero sí mucha preocupación entre las familias sevillanas por la aparición de varios casos de meningitis entre jóvenes en las últimas semanas. Según los datos facilitados a este periódico por Delegación Provincial de Salud, el sistema de vigilancia epidemiológica de Andalucía ha detectado en lo que va de año en Sevilla y su provincia un total de 23 casos de meningitis meningocócica. De éstos, 12 corresponden a enero, de los cuales tres fueron casos letales; mientras que los 11 restantes se han registrado en febrero, con un fallecido la pasada semana.

En todos estos casos, como establece el protocolo, la Consejería de Salud ha efectuado una investigación epidemiológica y, en paralelo, ha implantado medidas necesarias para el control de la enfermedad, una infección bacteriana grave y contagiosa. No obstante, tras los análisis realizados se ha determinado que no existe relación entre ninguno de los casos. En definitiva, no hay agrupación ni brote, ni motivo para la alarma entre la población.

De hecho, en el último fallecimiento se administró quimioprofilaxis (medicamentos cuyo objetivo es prevenir la enfermedad) al entorno familiar del fallecido y a aproximadamente medio centenar de compañeros de clase, ya que el joven estaba estudiando en un instituto de mayores en Sevilla, según la información facilitada por la Delegación de Salud.

Los casos se han detectado en diferentes puntos de la ciudad y su área metropolitana. Según ha podido saber este periódico, en algunos municipios del Aljarafe, la zona sur y este de la capital. Estos casos provocan mucha alarma social puesto que, además, se da la circunstancia de que los afectados son personas jóvenes, veinteañeros, en los que la enfermedad ha evolucionado muy rápidamente, en cuestión de horas. De hecho, las muertes han sido fulminantes.

La meningitis es una infección de las meninges, que son las membranas que rodean y protegen al cerebro y la médula espinal. Los meningococos, por su parte, son bacterias muy comunes que viven de forma natural en la garganta de personas de todas las edades, lo que desencadena la producción de defensas específicas de una manera natural. Sólo muy raramente los meningococos logran vencer las barreras del organismo y provocar una meningitis. En concreto, las estimaciones son que una media de menos de una de cada 1.000 personas en contacto con el germen desarrolla la enfermedad, según confirmó ayer la Junta de Andalucía.

Aunque pueden aparecer en cualquier momento, el mayor número de casos se acumula en los últimos meses del invierno y en los primeros de la primavera, coincidiendo con la época de más frío. No es casual que la mayor parte de los casos de este año en Sevilla hayan coincidido con la llegada de una ola polar que ha hecho bajar drásticamente el termómetro y ha favorecido un repunte de otras enfermedades como la gripe, cuyos síntomas, en un primer momento, pueden confundirse con los de esta grave infección.

De hecho, la familia de una de las fallecidas en Sevilla este año, residente en el parque Alcosa, lamentó tras su muerte que los médicos del centro de salud donde fue atendida le prescribieran un fármaco para tratar la gripe. De cualquier manera, el diagnóstico es complicado.

En lo que va de año, en Andalucía se han contabilizado casi medio centenar de casos de enfermedad meningocócica, casi una cuarta parte del total nacional, según los datos del Centro Nacional de Epidemiología. La tasa de incidencia sería, por tanto, superior a la media nacional.

Fuentes sanitarias insistieron este lunes en destacar que el Servicio Andaluz de Salud dispone de los protocolos para controlar los posibles focos que puedan aparecer y proteger convenientemente a la población. La mejor estrategia es la vacunación a los menores de 25 años.

El año pasado, en el mes de mayo, se activó un protocolo ante un posible brote en la provincia de Sevilla. De hecho, se vacunaron a más de 10.000 personas para evitar la epidemia tras registrarse la muerte de tres jóvenes en menos de tres meses en Mairena del Alcor a causa de la meningitis C, indicador que sirve de referencia para activar las medidas de prevención. En los casos registrados en lo que va de año, no se han dado más de tres casos en el mismo entorno, por lo que se descarta el brote.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios