Sindicatos creen que Griñán "pierde el norte" al querer menos funcionarios

  • CCOO y CSIF opinan que está formando una Junta paralela de 30.000 empleados

Comentarios 4

Los sindicatos CCOO y CSIF criticaron ayer las palabras del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, sobre los empleados públicos, de forma que, para CCOO, "ha perdido el norte" y está "formando una Junta paralela, con 30.000 empleados que prestan servicios privatizados por la Administración", mientras que CSIF vio "el verdadero agujero" en el "entramado de fundaciones y empresas públicas, cuyos y directores cobran más que Griñán".

El secretario general de FSAP CCOO-A, Felipe Falcó, calificó a Europa Press de "salida de tono total y absoluta" las declaraciones de Griñán, tras lo que se preguntó que "si no fuera por los funcionarios, qué sería de la Junta". Para Falcó, todo "va en la línea de afán privatizador de la Junta", tras lo que aseguró que CCOO "va a seguir peleando, porque la oferta de empleo público es insuficiente, diga Griñán lo que quiera, y si éste quiere ganar enemigos y perder votos, él sabrá". Sobre la oferta de empleo público, Falcó deseó que la Junta "no baje de las 250 plazas", y precisó que CCOO hará una contrapropuesta acorde con las 1.500 plazas que calculan necesarias para satisfacer las necesidades de la Junta.

La secretaria general de Autonomía de CSIF-A, Alicia Martos, consideró que "Griñán debería saber dónde está el déficit del sector público", y criticó que éste "está transmitiendo a la sociedad una idea errónea de que sobran funcionarios, cuando número de empleados públicos son los que la Junta decide mediante instrumentos como la relación de puestos de trabajo , donde se determinan el número de empleados necesarios para dar servicio a los ciudadanos".

Desde el PP, el problema tiene un enfoque bien distinto. Los populares plantearon que Griñán debería estar más por reducir el número de altos cargos de la administración andaluza antes de plantear que no se incorporen a ella más funcionarios.

Sin embargo, IU opinó que con sus declaraciones lo único que ha hecho el presidente andaluz es mostrar "su posición socioliberal", muy cercana "al papel y las políticas del PP" y le acusó de hacer "lo más sencillo" con su "apagón analógico" en la Administración al "seguir golpeando a los trabajadores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios