Caso de los ERE

El Supremo podría vetar la declaración del ex interventor por no ser aforado

  • Manos Limpias y el propio Manuel Gómez piden una comparecencia que plantea dudas jurídicas. El funcionario declaró a la juez que a Griñán "no le importaban nada" sus informes.

Comentarios 4

El instructor del Tribunal Supremo podría vetar la declaración del ex interventor general de la Junta Manuel Gómez, que ha sido solicitada por éste y por la acusación popular que ejerce el sindicato Manos Limpias. Según fuentes del Alto Tribunal consultadas por este periódico la posibilidad de que se produzca esta declaración en la causa especial contra los ex presidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán se trata de un "tema abierto", que no obstante plantea dudas jurídicas por el hecho de que Manuel Gómez no podría ser citado a declarar como testigo, al estar imputado en la causa que tramita la juez Mercedes Alaya en el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla.

Algunas fuentes consultadas recuerdan que el Tribunal Supremo rechazó la personación en la causa abierta en el Alto Tribunal de dos de los imputados por la juez Alaya, al considerar que la Sala "carecía de competencia" en relación con estas personas que no gozaban de aforamiento.

Las mismas fuentes indicaron que no habría ninguna duda en el caso de que la declaración propuesta fuese la de un testigo, pero al estar imputado por la juez Alaya la situación se complica. Cabría otra posibilidad y es que el ex interventor compareciera ante la juez Alaya para ampliar la declaración que prestó en julio de 2013, y que la misma fuese remitida al Alto Tribunal al igual que se ha remitido la causa completa de los ERE fraudulentos.

En cualquier caso, la declaración del ex interventor se ha convertido en una pieza clave de la investigación que desarrolla el instructor del Supremo, el magistrado Alberto Jorge Barreiro, después de que los ex presidentes hayan derivado en este alto cargo la posible responsabilidad a la hora de frenar el fraude.

El ex interventor de la Junta Manuel Gómez prestó declaración ante la juez Alaya en julio de 2013, en el transcurso de dos sesiones en las que llegó a afirmar que al ex presidente de la Junta José Antonio Griñán "no le importaban nada" los informes de auditoría que realizaba la Intervención General de la Junta.

Alaya le reprochó al ex interventor que no "forzara a los políticos" a pronunciarse sobre las irregularidades mediante la emisión del informe de actuación, a pesar de que denunció las deficiencias hasta en 15 ocasiones.

El funcionario imputado, que admitió que "sólo una ínfima parte" de la partida 31L -conocida como fondo de reptiles- tuvo control financiero, mantuvo la legalidad del sistema de las transferencias de financiación, pero señaló que era "impensable" que el consejero de Hacienda -en alusión a Griñán- "no conociera que se había generado un déficit de 93 millones" en el IFA por una sola dirección general.

Alaya le preguntó por qué no se opuso a las sucesivas modificaciones presupuestarias si sabía, según sus propias palabras, que se "estaba cebando sin descanso la corrupta partida de los ERE", pero el ex interventor se escudó en que no tenía competencias según la ley de la Hacienda Pública.

El sindicato Manos Limpias anunció ayer que va a solicitar que preste declaración el ex interventor general de la Junta Manuel Gómez, al considerar que los tres aforados que han comparecido hasta ahora, el ex consejero de Empleo José Antonio Viera y los ex presidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán "han mentido o faltado a la verdad, inculpando a los inferiores y manifestando que no tenían conocimiento de los reparos y de las advertencias de ilegalidad efectuados por el ex interventor".

El sindicato, que está personado como acusación popular, solicita el testimonio del ex interventor para "desmontar las falsas declaraciones" prestadas en sede judicial por los tres imputados.

La petición del sindicato se suma así a la del propio ex interventor de la Junta Manuel Gómez, quien ayer mismo, tras la declaración de Chaves, anunció que solicitará que le tome declaración después de que los ex presidentes de la Junta hayan desviado su "evidente responsabilidad en el fraude" hacia los interventores de la Junta.

El instructor del Supremo retomará este jueves la ronda de declaraciones con la comparecencia del ex consejero de la Presidencia Gaspar Zarrías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios