Susana Díaz abrirá la Conferencia Política y tendrá un "papel central"

  • Mario Jiménez quita hierro a la opinión del consejero de Presidencia sobre la marcha de Rubalcaba

Comentarios 4

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, tendrá un "papel central" en la Conferencia Política que el PSOE celebrará este fin de semana en Madrid. Junto al presidente de Asturias, Javier Fernández, Díaz será la encargada de abrir este cónclave que recibe a un PSOE con escaso poder institucional en España, de ahí que se le haya querido dar un papel especial a las dos personas con mayor representación institucional. El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, aseguró ayer desde la sede de la calle Ferraz que la presidenta andaluza tendrá un peso específico en la Conferencia. De hecho, según fuentes socialistas, a Susana Díaz le ofrecieron la presidencia de la reunión, aunque declinó, y es que su intención es participar en los debates con una voz propia de ahí que haya querido rehusar un puesto tan neutral.

La dirección de Ferraz se enfrenta este fin de semana a un problema difícil de evitar: que la Conferencia no se centre ni en la fecha de las elecciones primarias ni en los probables candidatos. Aunque el PSOE lleva meses trabajando en la Ponencia Marco de esta reunión, un extenso documento de algo más de 400 páginas, lo cierto es que las tensiones internas se dejarán ver, al menos, desde ahora hasta el fin de semana. Aunque uno de los apoyos principales de Alfredo Pérez Rubalcaba, sino el primero, es la federación andaluza, el consejero de Presidencia de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, una persona de la total confianza de Susana Díaz, declaró este fin de semana en El Correo de Andalucía que el secretario general debía de dar "un paso atrás". Jiménez Barrios no suele ser una personas que dé pasos por su cuenta, y mucho menos desde que es consejero de Presidencia, de ahí que algunos en el PSOE hayan visto en su declaración un principio de duda de Andalucía sobre el liderazgo de Alfredo Pérez Rubalcaba. El número dos del PSOE andaluz, Mario Jiménez, quiso despejar esta cuestión al asegurar que la opinión del consejero de Presidencia era, puramente, personal.

La intención del PSOE federal, respaldado por Andalucía, es que la fecha de las elecciones primarias se decida en un comité federal antes de fin de año, posiblemente en diciembre. Lo que sí aprobará la Conferencia Política es que el candidato a la Presidencia del Gobierna se elija en unas elecciones donde votarán todos los militantes y los simpatizantes, una condición que se adquirirá al registrase en un listado donde deberá asumir los principios ideológicos del PSOE. No obstante, será un comité federal donde se apruebe el reglamento de tales elecciones, ya que la Conferencia Política no tiene capacidad legal para cambiar unos estatutos.

Según explicó Mario Jiménez, la propuesta de José Antonio Griñán, presidente del PSOE federal, sobre la limitación de mandatos irá, en cualquier, caso "en las miles" de enmiendas que se han presentado al texto principal. Cuando Griñán dimitió como presidente de la Junta, aseguró que propondría a su partido una limitación de la duración de los mandatos. Griñán acudirá a la Conferencia como presidente del PSOE y secretario general de la federación andaluza. No obstante, su papel será menor que los cargos que ostenta, ya que Susana Díaz actuará como una secretaria virtual de los socialistas andaluces, ya que alcanzará este liderazgo en un congreso extraordinario que se celebrará este mismo mes en Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios