El TS pide a la Fiscalía un informe sobre la trama Gürtel en Jerez

El Tribunal Supremo (TS) ya ha dado los primeros pasos para investigar las contrataciones en el Ayuntamiento de Jerez a principios de 2004 con empresas de la trama Gürtel para la edición de Fitur de ese año. A finales de la pasada semana se dictó la providencia que da inicio a los trámites previos que derivarán en la decisión de admitir a trámite o no la petición realizada por la Audiencia Nacional de que sea imputada la ex alcaldesa María José García-Pelayo (PP) por un delito de prevaricación tras las irregularidades detectadas en estas adjudicaciones.

La Sala Segunda del Supremo ya ha remitido a la Fiscalía la exposición razonada que elaboró a mediados del pasado mes el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata donde señalaba a la anterior regidora. Ahora, el ministerio público deberá pronunciarse sobre la competencia de este tribunal y realizará una primera valoración sobre la existencia o no de indicios delictivos.

Tal y como establece la ley, es el Supremo quien debe investigar cualquier diligencia donde esté implicado un aforado -García-Pelayo lo es al ser senadora desde finales de 2011-. Por ello, y según el reparto decidido a principios de año por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el tribunal, que decidirá tanto la aceptación a trámite como se hará cargo del posterior enjuiciamiento, estará presidido por el magistrado Manuel Marchena. Marchena, incluido en el grupo de jueces conservadores del Supremo, fue fiscal hasta 2007, año en el que pasó al alto tribunal. El resto de este órgano que analizará la causa está conformado por Joaquín Giménez, Andrés Martínez, Luciano Varela y Alberto Jorge Barreiro.

El procedimiento para las causas especiales -es la denominación que reciben aquellas en las que hay aforados- determina que una vez se pronuncie la Fiscalía, el tribunal valorará la admisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios