Trece años y medio de prisión para un acusado de violar dos veces a una menor en Armilla

  • La menor de 17 años se había desplazado desde Huelva con motivo de un viaje de estudios y se hospedaba en un hotel de Armilla junto a unas compañeras.

La Fiscalía y la acusación particular han solicitado hoy en sus conclusiones definitivas trece años y medio de prisión, petición a la que se ha adherido la defensa, para un joven acusado de violar en dos ocasiones a una menor onubense de 17 años en un hotel de Armilla donde se hospedaba junto a unas compañeras.

En el juicio, celebrado hoy en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada y que ha quedado visto para sentencia, David D.O., de 27 años, ha declarado que no recuerda lo ocurrido, aunque sí se ha reconocido expresamente como autor de los hechos imputados, que tuvieron lugar la madrugada del 14 al 15 de abril de 2007.

El procesado, quien después de ser detenido por la Guardia Civil señaló que estaba drogado y bebido, ha declarado hoy ante el tribunal que recuerda únicamente haber conocido a una chica cuando ésta hacía un botellón con unas amigas en las inmediaciones del hotel donde se hospedaba y que luego se fue a una discoteca cercana.

Por su parte, la víctima, que tenía entonces 17 años y que se había desplazado desde Huelva con motivo de un viaje de estudios, ha relatado que el presunto violador la estuvo acosando en la discoteca en la que estuvo con sus compañeras y que, precisamente por esa circunstancia, optó por marcharse hasta el hotel.

Una vez allí, de acuerdo con el relato de la víctima en el que se han basado fundamentalmente las acusaciones, pensando que era alguna de sus amigas abrió la puerta de su habitación después de que llamaran a la puerta y encontró a David D.O., quien le manifestó que "venía a buscar lo que no le había dado".

La chica, que ha sollozado durante buena parte de su declaración y que se ha mostrado muy afectada especialmente cuando ha tenido que reconocer a su supuesto agresor, habría sido violada entonces por el joven, que la tuvo amenaza y que llegó a decirle que "una vez al año no hacía daño".

Tras el coito, el acusado se marchó y la víctima se puso en contacto con su novio y sus padres -que decidieron comunicar lo ocurrido a la Guardia Civil-, si bien más tarde el joven regresó a la habitación.

Para acceder a ella, según han declarado la chica y algunos testigos, incluido el recepcionista del hotel, el procesado se hizo con el número-clave de la habitación donde estaba y, una vez allí, se llevó distintas pertenencias de la menor en un posible intento de borrar huellas de lo sucedido y volvió a violarla por segunda vez.

"Me trató como él quiso, me dijo que como llamara a alguien las cosas se iban a poner peor; estaba muy asustada y me prometió por su hijo que no iba a venir más", ha comentado la víctima, a la que el enjuiciado le dijo que su novio no tenía por qué enterarse de nada.

La Fiscalía, al igual que la acusación particular, imputa a David D.O. un delito continuado de violación, por el que pide 13 años y seis meses de prisión, o solicita de forma subsidiaria que sea condenado por dos delitos de violación.

Por su parte, el abogado defensor se ha adherido a lo expuesto por las acusaciones, teniendo en cuenta que el procesado ha reconocido los hechos, aunque no los recuerde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios