La UE aprueba el programa para llevar el lince hasta Portugal

  • La Junta de Andalucía asesorará al Gobierno luso · El objetivo a medio plazo es conectar futuras poblaciones del Andévalo de Huelva con el Algarve

Comentarios 6

El lince ibérico tiene cada vez más cerca recuperar el territorio del sur de Portugal. La UE ha dado su visto bueno al programa Interreg con el que se estrechará la colaboración entre la Consejería de Medio Ambiente y el Gobierno del país vecino con el objetivo, a medio plazo, de conseguir una población estable de este felino en el interior del Algarve y que pueda llegar a estar conectada en un futuro con una posible reintroducción en el Andévalo onubense.

Los primeros pasos de este programa de cooperación consistirán en el asesoramiento de los técnicos andaluces para la puesta en marcha en unos meses del centro de cría en cautividad en la ciudad portuguesa de Silves. El tiempo apremia, ya que éste será el primer receptor de felinos nacidos en los centros andaluces de El Acebuche, La Olivilla y el Zoobotánico de Jerez, instalaciones que se esperan queden saturadas con los nacimientos que se producirán en los próximos meses. El mapa de los centros de cría en cautividad se irá ampliando más adelante con nuevas instalaciones en Extremadura y Castilla La Mancha.

Todos estos esfuerzos, sin embargo, no tendrán sentido si no se logra luego recuperar la especie en liberad. Por eso, una segunda fase del programa de colaboración entre Andalucía y Portugal logrará la identificación de las áreas más propicias en el Algarve para la reintroducción del lince en libertad, para lo que se prevé la creación de unos protocolos de trabajo conjunto. Miguel Ángel Simón, responsable del programa Life para la recuperación del lince, mantiene que "el programa será esencial para no tener todos los huevos en la misma cesta". "Tener todos los linces en sólo dos núcleos de población hace a la especie muy vulnerable, por lo que resulta imprescindible ir creando nuevas zonas, argumenta.

El programa Interreg ahora aprobado cuenta con una inversión de 1,2 millones y en él participan tanto la administración portuguesa a través de dos empresas públicas como la Junta y el ayuntamiento extremeño de Valencia de Mombuey.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios