UGT alerta contra el "desastre mayúsculo" de la reforma del impuesto de Sucesiones

Pepe Álvarez. Pepe Álvarez.

Pepe Álvarez.

Comentarios 5

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, cree que la reforma del impuesto de Sucesiones acometida en Andalucía "es un desastre mayúsculo", toda vez que él considera que dicho tributo "es uno de los más justos que existen". Álvarez, que participó ayer en una asamblea en Sevilla con más de setecientos delegados sindicales de la comunidad, lamentó además "esta política de competencia entre comunidades autónomas para ver cuál es la que paga menos".

La tesis de Álvarez es que "una persona puede ir acumulando riqueza, pero cuando fallece, si el que ha ido acumulando riqueza la traslada a sus herederos, es muy justo que se haga un proceso de equidad, eso es el impuesto de Sucesiones". Álvarez se mostró partidario de que "a la hora de heredar, no se herede todo, y que parte vaya al bien común, y así se intente equilibrar" con el objetivo que tienen los impuestos, que es el de facilitar a quienes tienen más dificultades el "acceso a derechos como la educación, sanidad o servicios sociales".

"Me duele especialmente que al hablar de Sucesiones siempre se apele al piso, claro que hay que proteger una vivienda, ¿pero hay que proteger una herencia con diez pisos o fortunas enteras?", se preguntó Álvarez.

Una opinión bien distinta ofreció la secretaria general de UGT en Andalucía, Carmen Castilla, para quien el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos para reformar el tributo es una iniciativa que responde a una "demanda social", si bien reconoció que desconoce cómo afectará esa medida a los presupuestos andaluces de 2018.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios