La Unesco urge a España a cancelar el dragado del río "para siempre"

  • Celebra la sentencia del Supremo que anuló en febrero el proyecto de profundización del canal. WWF España señala la "contundencia" del comité mundial que vela por Doñana.

Comentarios 25

El comité del Patrimonio Mundial de la Unesco que se reúne estos días en Bonn (Alemania), hasta el 8 de julio, ha dado un serio y definitivo toque de atención a España sobre el proyecto para ampliar el canal de navegación entre Sevilla y Sanlúcar, el llamado dragado de profundización que promueve el Puerto sevillano. La Autoridad Portuaria quiere dragar para la entrada de barcos más profundos que admiten mayor tonelaje de mercancías y como complemento esencial para atraer a empresas que se instalen en la futura zona franca de Sevilla.

En la resolución aprobada este miércoles en su trigésimonovena sesión, anunciada a la prensa por la organización ecologista WWF España, la Unesco ratifica la decisión provisional aprobada el 15 de mayo: celebra que el Tribunal Supremo haya cancelado a principios de este mismo año la tramitación del dragado en el Plan Hidrológico del Guadalquivir y reclama a España que se comprometa a abandonar para siempre este proyecto y no permitirlo en el futuro.

Es la cuarta vez que la Unesco emite una valoración sobre el dragado al considerar que pone en peligro la permanencia de Doñana en la lista de patrimonio de la humanidad. Doñana, como reserva de la Biosfera y sitio Ramsar por sus humedales de importancia internacional, se encuentra en la zona del estuario del río que el Puerto quiere dragar para ganar una media de dos metros de profundidad al canal de navegación. En 2011, el comité de la Unesco emitió un primer informe de la situación que generaba el proyecto al que han seguido sendas resoluciones cada año más exigentes: en 2013, 2014 y ahora en 2015.

Según reza la resolución aprobada, el Comité de Patrimonio Mundial "da la bienvenida a la decisión del Tribunal Supremo de España de cancelar el proyecto del dragado de profundización del río Guadalquivir, y urge al Estado parte [España] a efectuar un compromiso permanente para cancelar el proyecto y no permitir planes futuros para profundizar el río Guadalquivir". El documento puede consultarse en whc.unesco.org/archive/2015/ whc15-39com-7B-en.pdf.

A modo de seguimiento, como viene sucediendo año tras año, la resolución concluye reclamando a España que el 1 de diciembre de 2016 envíe al centro de Patrimonio Mundial un informe actualizado sobre el estado de conservación de Doñana y el cumplimiento de las medidas referidas en la resolución para que sean examinadas en la reunión que el comité celebrará en su sesión número 41 en 2017.

Elogia, además, que se haya puesto fin al peligro del proyecto de la extracción de gas y cita la preocupación sobre la reapertura de la mina de Aznalcóllar así como la petición de que España considere el impacto de este proyecto minero en Doñaña.

La organización ecologista WWF España, que lleva años batallando en Europa contra el dragado, celebró este miércoles la resolución de la Unesco por su "contundencia absoluta", según Juanjo Carmona, portavoz de WWF en Doñana. Para la entidad ya no hay excusas para seguir adelante con el dragado. "Una vez más queda claro que el proyecto del Puerto de Sevilla es incompatible con la conservación de Doñana" y añade que, pese a la "obstinación" de la Autoridad Portuaria de Sevilla, según WWF, el dragado "es inviable e ilegal".

"Los ministerios de Fomento y Medio Ambiente no pueden seguir retrasando más lo inevitable. Con la decisión de la Unesco y la sentencia europea, vuelve a quedar claro que el dragado del Guadalquivir está muerto y sólo falta el abandono oficial del proyecto", declaró el secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo a Europa Press.

WWF España advierte que este miércoles el Tribunal Europeo de Justicia hizo pública una sentencia contra del dragado de profundización del río Weser (Alemania) para navegación, un proyecto muy similar al del Guadalquivir. La sentencia dictamina que la Directiva Marco del Agua prohíbe la realización de un dragado que perjudique al estado ecológico de un río. El Tribunal Supremo ya dictaminó que el dragado del Guadalquivir es "incompatible con la conservación del estuario y por tanto de Doñana", por lo que para WWF "es evidente que el proyecto no puede ser autorizado".

En su sentencia de 26 de febrero de 2015, el Supremo determinó que "el dragado del canal de navegación del Puerto de Sevilla puede comportar un empeoramiento de las masas de aguas", por lo que "han de justificarse en el plan hidrológico los motivos de tales modificaciones y alteraciones, con mayor energía cuando se pone en riesgo un lugar singularmente protegido desde el punto de vista medioambiental como es Doñana". El proyecto del dragado ha vuelto a tramitarse en el nuevo plan hidrológico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios