La Universidad de Almería nombra a Escuredo doctor honoris causa

  • El ex presidente de la Junta de Andalucía recibió el doctorado honorífico en una ceremonia en la que estuvo arropado por su familia y diversas personalidades de la cultura, las instituciones y la política

Comentarios 1

El ex presidente de la Junta de Andalucía, Rafael Escuredo, fue nombrado ayer doctor honoris causa por la Universidad de Almería. En uno de los corrillos antes del acto académico estaban la que fuera ministra de Cultura Carmen Calvo y el presidente de la Confederación de Empresarios de la comunidad autónoma, Santiago Herrero. Ambos dialogaban sobre la ocasión. "Actividades así tienen que formar parte de las buenas normas de la democracia", aseguraba ella. "Ha sido un importante universitario que ha sabido llegar lejos. Creo que no ha tenido suficientes reconocimientos que avalen aquello que ha hecho en su vida", decía él.

A unos metros, buscaba su asiento José Antonio Griñán. El presidente de la Junta quiso calificar como "un honor" su presencia "en un lugar tan maravilloso como es Almería, algo que nos reconcilia con la historia autonómica, con esos años en los que Andalucía decidió que no quería que nadie decidiera por ella".

Con los primeros acordes musicales, que sirvieron de entrada al coro, empezó a llegar la comitiva al Auditorio de la Universidad, encabezada por la secretaria general, a la que seguían el doctorando y el padrino. Una vez que estuvieron todos situados, fue el catedrático de Derecho Constitucional y presidente del Consejo Consultivo Andaluz, Juan Cano Bueso, el que tomó la palabra para presentar a su apadrinado. "Es un dirigente ejemplar que ha defendido sobre todas las cosas los intereses deAndalucía, un político cuya tarea de gobierno ha sido determinante para el establecimiento de una concreta interpretación de la ConstituciónTerritorial en clave de igualdad y solidaridad así como un fuerte impulsor al desarrollo político de España", dijo. Cano Bueso repasó el panorama político y social de un país que perseguía una identidad propia. "Rafael Escuredo nace en la posguerra, en una familia de clase media". La biografía de una persona que no ha dejado de luchar por sus ideales. A la que la vida le dio, en el momento preciso, la oportunidad de trabajar por ellos. Hasta el final.

Por eso, a continuación el rector, Pedro Molina, llamó a Escuredo, a quien le entregó el libro abierto de la ciencia, el anillo y los guantes blancos, que el ex presidente de la Junta recibió con un atisbo de emoción en los ojos y ante la atenta mirada de sus dos nietos, que intentaban sentarse sorteando las cabezas para ver la ceremonia entera. Un abrazo entre el padrino y el nuevo honoris causa dejó paso al discurso del homenajeado. Un amplio repaso de su historia que comenzó con una duda: "No sé si estaré a la altura de este galardón". Prosiguió diciendo: "Créanme si les digo que ésta es, junto con la de Hijo Predilecto de Andalucía, la distinción que más me ha llegado al alma". Por eso hizo disfrutar a los presentes con una ponencia humana, con retales de historia no sólo nacional sino que traspasa fronteras. Su paso por el colegio, por la facultad, el momento en que se enamora de Ana María y la convierte en uno de sus impulsos vitales. Alguna sonrisas nostálgicas recordó lo que vivió en el Congreso de los Diputados. Finalmente, Molina dio la bienvenida de modo oficial a Rafael Escuredo a una comunidad que le acogía con los brazos abiertos y le despidió con una fuerte ovación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios