Valderas afirma que banqueros y gobiernos son "cómplices" de la crisis

  • El coordinador de IU en Andalucía considera que el de Zapatero "es un Gobierno débil que permite que la banca le ponga condiciones".

Comentarios 1

El coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, ha declarado que los gobiernos autonómicos y el central, junto con los banqueros, son "cómplices" de la situación económica y "la sangría de desempleo alarmante", y ha asegurado que son el rostro de la crisis en Andalucía.

En rueda de prensa en Sevilla, Valderas ha hablado del "fracaso" de las medidas económicas puestas en marcha por los gobiernos para paliar el paro, "una situación insostenible que empieza a convertirse en una crisis social".

"Doblamos el paro de cualquier país europeo con una situación de escándalo en las ganancias de los banqueros", y ha aseverado que la reunión que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mantuvo ayer con éstos se convirtió en una "pantomima porque no había nada nuevo que ofrecer a los ciudadanos".

"Es un Gobierno débil que permite que la banca le ponga condiciones", y ha insistido en la necesidad de un Ejecutivo fuerte para producir cambios en la estructura económica de Andalucía.

Durante la rueda de prensa, el portavoz adjunto de IU, Pedro Vaquero, ha insistido en la necesidad de la intervención del Gobierno en la banca con posibilidades como la participación directa en su capital o la nacionalización. "Los bancos tienen que dejar de ser los niños mimados de esta sociedad", ha sentenciado, y ha criticado la actitud de "prepotencia" de los banqueros, "que invita a adoptar las posiciones más drásticas respecto a éstos".

Vaquero ha declarado que si la única medida que tiene Zapatero es instar a la banca "a que sea buena" mientras que Manuel Chaves insta a las cajas a su fusión, "más que una ingenuidad se trata de una irresponsabilidad de ambos".

También ha declarado que hay que reformular el sistema financiero y cambiar los criterios de concesión de créditos, aunque ha aclarado que no se trataría de volver a los créditos "fáciles, pero tampoco restringir tanto el grifo hasta el punto de que no se dé créditos a nadie".

El grupo parlamentario de Izquierda Unida ha formulado una proposición no de ley para la reforma del sistema financiero, en cuyas medidas han incluido el aumento de las cuantías de los planes de gasto o el establecimiento de impuestos extraordinarios sobre las grandes fortunas sobre los movimientos especulativos y los beneficios extraordinarios.

"Si hay que reformar la política fiscal para que pague más quien más tiene, una corporación de izquierdas como el PSOE está obligada a hacerlo", ha asegurado Valderas, y ha hecho hincapié en la necesidad de acelerar el plan de infraestructuras y de vivienda pública de protección.

También ha pedido que la obra social de las cajas de ahorros se invierta en una economía productiva así como la elevación de la inversión pública en los municipios "para la creación de una economía social".

El político ha comunicado que Izquierda Unida está empezando a plantearse "una gran concentración política" para el 28 de febrero en Granada, y que el 8 de marzo lo harán en Córdoba.

"Estamos convencidos de que si hacemos visibles nuestras propuestas avanzaremos", ha asegurado Valderas, quien ha incidido en la necesidad de una mayor inversión pública y un aumento en las prestaciones sociales, especialmente en las de desempleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios