La mujer de Del Valle repite que declaró en Madrid "coaccionada"

  • Isabel García se acoge de nuevo a su derecho a no testificar ante el juez

Isabel García, mujer de Santiago del Valle y cuñada de Rosa del Valle, condenados por la muerte de Mari Luz Cortés, se acogió ayer a su derecho a no declarar en el Juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia Provincial de Huelva, por un presunto delito de omisión del deber de comunicar un delito, a la par que ha asegurado que cuando declaró en Madrid lo hizo "coaccionada". El letrado de García, Leonardo Ponce, explicó que la comparecencia ante el juez es consecuencia de la testificación efectuada en Madrid el pasado mes de febrero ante la Policía Nacional y ante el Juzgado de Instrucción número 43, a raíz de asegurar en el programa de Ana Rosa Quintana, en Telecinco, que su marido era el culpable de la muerte de la pequeña.

El juez precisó ayer a la esposa del pederasta que en la comparecencia se le iba a preguntar por lo sucedido el día en el que desapareció Mari Luz, el 13 de enero de 2008, pero ella volvió una vez más a hacer uso de su derecho a no declarar, al tiempo que insistía que en Madrid, sin especificar si en el juzgado, ante la Policía o en televisión, declaró "bajo coacción". Su abogado indicó que las diligencias siguen abiertas y habrá que esperar a que el juez resuelva, a raíz de nuevas investigaciones, si los hechos son constitutivos de un delito de omisión del deber de comunicar un delito o el sobreseimiento de la causa, que es en lo que confía el letrado.

García continúa en libertad provisional, situación en la que se encuentra desde el pasado 8 de marzo, con el deber de comparecer en la comisaría de Policía más cercana a su domicilio los lunes y la prohibición de salir del país, aunque está imputada por un delito de falso testimonio, un asunto que lleva el Juzgado de Instrucción número 3.

La comparecencia de García ante el juzgado no ha llegado a los 15 minutos. No obstante, antes de comparecer ante el juez, fue analizada por los forenses durante casi una hora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios