Vigilancia Penitenciaria se niega a bajar la pena a Montes Neiro

  • Complicaciones técnicas obligan al preso más antiguo de España a seguir en prisión

Comentarios 1

Miguel Montes Neiro sigue sufriendo una larga agonía para conseguir salir en libertad. El preso más antiguo de España, que cumple condena en la prisión granadina de Albolte, supo ayer que Vigilancia Penitenciaria se niega a computar 171 días de prisión preventiva por lo que le queda de cumplir de su condena actual, que vence el 18 de junio. Una decisión que ha sorprendido a la familia y a su letrado, que ayer adelantó a este periódico que recurrirá la decisión y que además denunciará al jurista de la prisión y lo comunicará a Instituciones Penitenciarias por falsedad en documento.

Según dictó ayer el titular del juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 5 de Granada, a Montes Neiro se le computarán en lo que le queda de condena los 171 días de prisión preventiva de una pena de la Audiencia de Málaga que está refundida en otras condenas, que ha sido indultada y por tanto no se va a cumplir.

Tras evaluar distintos informes, entre ellos el del jurista de la prisión, el juez ha considerado que ese periodo de prisión preventiva ya ha sido abonado, extremo sobre el que se mostró ayer en total desacuerdo el abogado del preso, Félix Ángel Martín. "Dicen que ese periodo ya lo tiene consumido y abonado en esa causa, algo que es totalmente mentira e imposible porque esa causa está extinguida, refundida en otras condenas, no se ha empezado a cumplir ni tampoco se hará", dijo. Es decir, que según el abogado esos días no se han podido abonar en la pena de la Audiencia de Málaga porque está refundida en otra condena de forma que el preso sólo cumpliría el límite máximo que son 12 años (que es lo que cumple ahora y lo que lo mantendrá en prisión hasta junio) y porque además esa pena fue indultada por el Consejo de Ministros el 16 de diciembre. "Recurriremos porque el jurista ha mentido y con su informe ha confundido al juez. Miguel reúne todos los requisitos para pedir ese cómputo, por lo que el informe de la prisión es imposible, ya que no se puede cumplir una preventiva en una pena indultada", dijo el letrado, para el que queda claro que "la prisión no quiere facilitar la libertad de Miguel".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios