La acusación particular pide que el arzobispo de Granada aclare si recibió donaciones de los Romanones

El abogado del principal denunciante de los abusos sexuales presuntamente cometidos por varios sacerdotes del llamado clan de los Romanones ha presentado ante el Juzgado de Instrucción 4 de Granada, que investiga el caso, un escrito en el que pide que se requiera al arzobispo de Granada, Javier Martínez, información para que aclare si ha habido contribuciones, donaciones o aportaciones económicas de ese grupo de religiosos a la diócesis o "a cualquier entidad o persona dependiente" de la institución. El letrado Jorge Aguilera, que representa la acusación particular y que hizo además otra serie de petición de pruebas documentales al titular del Juzgado, el magistrado Antonio Moreno, el pasado lunes día 23, está ya a la espera de una respuesta.

Entre otras solicitudes, la acusación pide que el prelado indique cuáles son las reuniones que ha mantenido con los Romanones desde que fue designado para el cargo de arzobispo hasta la fecha, y que se inste a la Santa Sede para que informe de cuáles son las actuaciones canónicas que se han llevado a cabo hasta ahora contra los imputados y todo lo emprendido por la jurisdicción eclesiástica; y a la Conferencia Episcopal para que aporte el protocolo que sigue la Iglesia en estos casos.

También el abogado pide al juez que se recopilen las quejas o reclamaciones que puedan haber contra los diez sacerdotes imputados desde que fueron ordenados, aclarando que el considerado líder del grupo, el padre Román M. V. C. ha ejercido, además de en Granada, en Italia, Argentina o Bélgica, por lo que la información debería solicitarse a instancias internacionales.

Aguilera también ha pedido al juez que instruye esta causa que reclame tanto al Vaticano como al Arzobispado de Granada toda la documentación de la que dispongan sobre este asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios