Cinco ex alcaldes de Córdoba piden la titularidad pública de la Mezquita

  • El actual regidor afea a sus antecesores del PCE e IU que no plantearan la cuestión en sus mandatos

Comentarios 3

Los cinco ex alcaldes de Izquierda Unida y el Partido Comunista que han gobernado Córdoba, Julio Anguita, Herminio Trigo, Manuel Pérez, Rosa Aguilar y Andrés Ocaña, difundieron ayer una carta donde exigen la titularidad pública de la Mezquita, así como "la devolución al dominio común de todos los bienes del patrimonio histórico inmatriculados indebidamente por la Iglesia".

Los ex regidores aseguran que, después del registro del edificio a nombre de la Iglesia de Córdoba "se ha llegado hasta tal punto de intentar borrar su denominación de los mapas y registrar su marca comercial a nombre del Cabildo". Así, instan a las administraciones competentes "a que actúen con urgencia y determinación para impedir una gestión lesiva de los valores fundamentales de nuestro monumento más universal". Los cinco políticos califican la ley hipotecaria como "de dudosa constitucionalidad" y creen que otorga a la Iglesia "el privilegio de inmatricular edificios y fincas sin necesidad de acreditar título de propiedad, actuando como una administración pública y sus diocesanos como notarios".

Aunque IU ha sido el partido político que, hasta el momento, ha puesto más empeño en reclamar la titularidad pública de la Mezquita, lo cierto es que los ex alcaldes, salvo Julio Anguita, no habían manifestado públicamente su posición y mucho menos de manera conjunta. Llama la atención que también se incluya a Rosa Aguilar, a pesar de que ahora tiene otras competencias y cargos dentro del PSOE, al igual que Herminio Trigo, que también ingresó en esta formación después de su paso por el Consistorio cordobés.

El actual primer edil de la ciudad, José Antonio Nieto (PP), se mostró sorprendido ante el escrito y recordó que, durante su etapa de gobierno, los firmantes nunca plantearon la cuestión y considera que "reconocían" la titularidad de la Iglesia en la medida que rubricaron distintos convenios con el Cabildo. Nieto defendió que "cada uno puede hacer lo que quiera", pero aseguró que siente "pena por que hayan esperado a ser ex alcaldes" para realizar la petición y no actuaran durante su etapa con responsabilidad política.

El regidor también aludió la "indefinición" del escrito presentado por sus predecesores, ya que entiende que no explican cómo quieren conseguir el cambio de titularidad del templo, es decir, "si quieren que se expropie, se compre o que se le quite". En política, dijo el alcalde, "no vivimos de los deseos, si no de los hechos" y aseguró que el objetivo es "gestionar lo que sea posible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios