El amor obsesivo de los Cachimba

  • Detienen por una agresión a una mujer a otro miembro de la familia que atemoriza a Puerto Serrano

"Si todo es por amor", cuentan vecinos de la localidad gaditana de Puerto Serrano que gritaba Óscar mientras agentes de la Guardia Civil intentaban reducirlo. Óscar atacó armado con una botella rota la casa de la hermana del alcalde del pueblo. Amor del chungo, claro, amor obsesivo y no correspondido, del egoísta.

Esto, unido a que el Romeo de turno pertenece al clan de los Cachimbas y lleva tiempo en tratamiento psicológico por un supuesto trastorno bipolar, convierte la historia en un cóctel explosivo.

Los hechos sucedieron en la tarde del pasado lunes en el pueblo serrano, cuando Óscar V. F., de 29 años de edad, entró por la fuerza en una vivienda, tras romper un cristal, y supuestamente amenazó de muerte a la mujer.

Su hija, que vive en el domicilio familiar, no sólo forcejeó con el agresor para evitar que se acercara a su madre, sino que logró alertar a los agentes e impidió lo que podría haber sido una desgracia. Pese a todo, cuando llegaron los guardias civiles el detenido no depuso su actitud y comenzó a propinar cabezazos al coche patrulla y a gritar que todo lo hacía por amor y que si no era para él no sería para nadie.

Óscar habría conocido a la víctima en una asociación benéfica del pueblo con la que colaboraba y, a pesar de la diferencia de edad y de que la señora está casada, se habría obsesionado con ella hasta el punto de amenazarla repetidamente e intentar agredirla después de que ella le expusiera que no quería tener ningún tipo de trato amistoso con él.

Óscar es primo hermano de Pedro, José y Jorge V.M., pertenecientes al clan de los Cachimbas, que el pasado 18 de enero asaltaron la comisaría de la Policía Local de Puerto Serrano para liberar precisamente a Jorge, que estaba detenido por conducción temeraria. Durante el altercado un agente perdió un ojo tras ser agredido salvajemente con un cristal.

El detenido cuenta con numerosos antecedentes penales por agresiones domésticas hacia sus padres. De hecho, en una de las ocasiones en que intentó agredir a su progenitor este esgrimió un cuchillo para defenderse, por lo que también tuvo que actuar contra él la Guardia Civil, cuyos agentes del puesto de Puerto Serrano tienen a veces la sensación de estar destinados en un pueblo del salvaje oeste americano por el elevado número de incidentes.

Una vez que los agentes consiguieron reducir a Óscar y llevarlo hasta los calabozos, el detenido habría intentado autolesionarse, por lo que fue necesaria la intervención de un médico, que le inyectó un tranquilizante para evitar que se causara heridas de gravedad. Ayer el detenido fue trasladado ante la autoridad judicial, que decretó su puesta en libertad con cargos y una orden de alejamiento de la víctima, a la que no llegó a agredir.

Por otro lado, el padre de los Cachimbas fue detenido días atrás por la Guardia Civil de El Coronil acusado de violencia de género.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios