Las cajas analizarán su política de créditos y piden a la Junta más avales

  • Las cinco cajas de ahorro andaluzas se han reunido con Chaves, que cree que las medidas puestas en marcha hasta ahora son suficientes para dar crédito.

Comentarios 2

Las cinco cajas de ahorro de Andalucía se han comprometido a "analizar en profundidad" la política de concesión de créditos y han pedido a la Junta que avale más operaciones para inyectar más liquidez en el mercado.

Este es el compromiso que han adquirido los presidentes de las cinco cajas con el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, en una "reunión de trabajo" en la que Chaves les ha pedido que agilicen las medidas de financiación puestas en marcha por el Gobierno central y la Junta y un compromiso adicional para atender la demanda de créditos "solventes", que son "compatibles" con los intereses de los ahorradores, ha apostillado.

Chaves ha subrayado que ha habido un "compromiso de unidad y colaboración" entre el Gobierno y las cajas de ahorro, que cumplen una función económica y social, y ha destacado también que ha habido unanimidad en la necesidad de agilizar la concesión de créditos.

Ante la petición de las cajas de más avales, Chaves ha dicho que con las medidas puestas en marcha hasta ahora por la Junta y por el Ejecutivo central a través del instituto de Crédito Oficial (ICO), hay "cobertura suficiente" en estos momentos para dar crédito.

Ha avanzado que el 24 de febrero el Consejo de Gobierno aprobará la licitación en obras públicas por 1.000 millones y un paquete de activos por 1.500 millones para avalar operaciones financieras, sobre todo a pymes, que entrarán en funcionamiento en marzo.

Chaves, que ha estado acompañado del vicepresidente segundo y consejero de Economía, José Antonio Griñán, ha expuesto a los presidentes de las cajas la preocupación social por la falta de créditos "basada en datos objetivos", como la caída "considerable" experimentada en el segundo semestre de 2008 respecto al primero.

Aunque ha admitido que la demanda de préstamos ha bajado, también ha indicado que el crédito "no fluye como debería", ya que hay peticiones con garantías que no han obtenido una respuesta positiva, al tiempo que ha abogado por buscar un equilibrio entre los intereses de los ahorradores y los de los demandantes. "Quiero que los créditos solventes se den desde ya y no sean motivo de reflexión sino de resolución", ha zanjado Chaves en relación a la decisión de las entidades de analizar si su política de crédito es demasiado cautelosa.

El presidente andaluz ha adelantado que se crearán dos grupos de trabajo con las cajas: uno para analizar las dificultades de capital circulante de las pymes y otro para dar salida al stock de viviendas, y ha adelantado que también se reunirá con representantes de las cooperativas de créditos.

Como portavoz de las entidades ha intervenido el presidente de Unicaja, Braulio Medel, quien ha avanzado que las cajas se han comprometido a "analizar en profundidad" la política de concesión de créditos desde la perspectiva de que administran "dinero que no es nuestro" y ha pedido a la Junta que avale más operaciones.

Ha sostenido que las entidades tienen la "obligación" de reflexionar sobre si tienen una "aversión excesiva al riesgo" al haberle trasladado la Junta la "preocupación social" que hay en ese sentido, si bien ha precisado que el resultado de la reflexión no tiene por qué coincidir con el sentir mayoritario de la sociedad. No obstante, ha sostenido que hay indicios de que se normalizan los mercados financieros internacionales y esto lleva a pensar que habrá "más disponibilidad para prestar dinero". Asimismo, ha valorado las medidas de los gobiernos español y del andaluz y ha precisado que cuando empiece su aplicación contribuirán a mejorar la situación de los mercados financieros.

Ha admitido que ha habido en los últimos meses una "actitud más cautelosa" en la concesión de créditos por diversos factores como el encarecimiento del dinero y la falta de liquidez, si bien ha sostenido que también una parte del problema es la contracción de la demanda. Medel ha negado que las entidades rechacen créditos solventes y en este sentido ha asegurado que todas las operaciones que cuentan con el aval formal de la Junta se autorizan. Tras reconocer que las críticas de la opinión pública a la actuación del sistema financiero "van en el oficio", ha sostenido que "una parte de esa carga no se sustenta en datos objetivos".

El año 2008 se ha cerrado con un aumento del crédito aproximado a la evolución del PIB nominal, en torno al tres por ciento, y la demanda ha bajado sobre todo en el sector hipotecario. En este sentido, Medel ha apuntado que hay que hacer un esfuerzo de adaptación "porque, según los expertos, los precios no han bajado lo que deberían".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios