Barómetro joly

Los andaluces colocan a los padres en el origen de los problemas educativos

  • Los encuestados señalan el desinterés de las familias y la pérdida de la autoridad de los profesores como los dos problemas principales de la Educación andaluza, por encima de la baja calidad de la formación

Comentarios 101

Para los andaluces, el segundo problema de la comunidad autónoma es la educación. Así viene apareciendo en todos los resultados de anteriores barómetros, aunque su gravedad está oculta por la magnitud de la crisis económica. En esta ocasión, el Barómetro Joly de otoño preguntó a los encuestados que respondieran de modo espontáneo cuál es el principal problema del sistema educativo, sin sugerir un listado de posibles respuestas. Los asuntos citados llegan a la veintena, pero sobresalen dos: el desinterés de los padres por la educación de sus hijos, unido a su propia falta de formación, que es citado por el 16,7% de los entrevistados, y la pérdida de autoridad de los profesores y la falta de disciplina en las aulas, nombrados ambos por un total del 20,7% de los entrevistados.

Tras estos dos grandes problemas, los ciudadanos citan una serie de asuntos que están relacionados con la Administración, ya sea la actual legislación educativa, la falta de presupuesto, el fracaso escolar o el bajo nivel que obtienen los alumnos. En su conjunto, si agrupásemos todos ellos como déficits de la Administración sumarían el 21,4%.

Llama la atención, sin embargo, que la baja calidad de la enseñanza, que se aprecia en los resultados del informe PISA, donde Andalucía ocupa uno de los puestos más bajos de España en determinados aspectos, sólo es citado de modo espontáneo por el 4,8% de los encuestados. El fracaso escolar y el elevado índice de abandono, también relacionados con ello, suponen el 3,7%.

Cuando cambia la pregunta, y se les cuestiona a los entrevistados por quiénes son los principales responsables de los problemas educativos el resultado es similar. Un 32,8% mantiene que son los padres, y que por tanto su supuesto desinterés sería la causa y el problema a la vez. En segundo lugar, y a poca distancia, los andaluces señalan a la Administración y su gestión, con un 25,5%. El 10,8% cita a los propios alumnos, y sólo el 3% la falta de formación y de motivación de los profesores. A la hora de encontrar culpables, los que se reconocen votantes del PP citan más a la Administración. Y por tramos de edad, son los más jóvenes y los más mayores quienes más culpa echan sobre el entorno familiar. Como cabe esperar, el tramo de edad comprendido entre los 35 y los 44 años, que probablemente son mayoritariamente padres, cargan más contra la Administración.

Hay mayor unanimidad a la hora de citar los modos de solucionar los problemas. La mayoría, que es del 38,4%, mantiene que la mejor salida es aumentar el diálogo entre padres, profesores y Administración. Un 24,6% pide más autoridad para los profesores, y un 16,6%, más mano dura.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios