Los andaluces se inician cada vez más jóvenes en el consumo de drogas ilegales

  • Un estudio de la Junta estima que la edad media de prueba de la cocaína baja de los 20,3 a los 18,6 años · El tabaco pierde adictos

Comentarios 1

El inicio del consumo de drogas ilegales como la cocaína y el cannabis es cada vez más precoz entre los andaluces, con edades medias de 18,6 y 17,2 años, respectivamente. Esas cifras rebajan las registradas en 2005, con 20,3 años y 18,2 años como edades en las que se probaban por primera vez estas sustancias. Esta tendencia negativa se reproduce también con el éxtasis y otras drogas de síntesis -18,6 años frente a los 20,1 de hace dos-, los alucinógenos -18,7 años frente a 20,4- y las anfetaminas -18,9 años, casi dos años antes que los 20,6 de 2005-. En el caso de la heroína sí se ha producido un recorte en la edad de inicio, pues si en 2005 la media de la primera vez eran los 18,8 años, los datos que ahora se registran suben hasta los 20,4.

Éstas son algunas de las conclusiones del informe La población andaluza ante las drogas que realiza bianualmente la Consejería de Igualdad desde 1987 y que ayer presentó su titular, Micaela Navarro. A propósito del estudio, alertó del hecho "gravísimo" de que sobre la cocaína exista una menor percepción de riesgo porque se suele relacionar con el éxito, en contraposición de la "marginalidad" que se atribuye a la heroína. La consejera advirtió del peligro que supone el consumo abusivo porque "a corto o medio plazo la droga siempre termina ganando la partida". En el caso de la cocaína, el porcentaje de los que la han probado por primera vez crece del 5,6% en 2005 al 8% en 2007, y en cuento a aquellos que la han tomado en los últimos seis meses el porcentaje se eleva en un 0,9%, situándose en un 3,1% el pasado año.

El aspecto positivo es el aumento de personas que reconocen su adicción y piden ayuda, como es el caso de los 18.000 enfermos que han acudido por primera vez a alguno de los 122 centros de tratamiento financiados por la Junta.

El consumo del tabaco y el alcohol, las sustancias más extendidas, experimenta un leve retroceso. La Consejería apunta a la entrada en vigor de la ley del tabaco como causa directa de la rebaja en su consumo, ya que según el citado estudio de prevalencia, del 34,4% de los que fumaban habitualmente hace dos años se ha pasado al 32,4%. El porcentaje de bebedores de riesgo -el equivalente a cuatro cervezas o dos combinados al día- ha decrecido en un 0,8% dos años.

El estudio de la Junta se ha realizado sobre más de 2.400 encuestas a habitantes de 87 municipios andaluces de entre 12 y 64 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios