Andalucía

La ley andaluza "blindará" el carácter social y público de las cajas

  • Rafael Velasco asegura que el objetivo es preservar el actual modelo frente a una posible "bancarización" de las entidades.

Comentarios 16

La ley de andaluza de Cajas de Ahorro, que deberá ser modificada para adaptarla a la reciente reforma de la Lorca, "blindará" el carácter social y público de las entidades para preservar el actual modelo frente a una posible bancarización, según el vicesecretario general del PSOE-A, Rafael Velasco.

El número dos del PSOE andaluz ha adelantado que su partido y la Junta impulsarán una reforma de la ley de Cajas de Ahorro de Andalucía que permita a las entidades conservar su "idiosincrasia". Los necesarios cambios, consecuencia de la reforma aprobada por el Gobierno de la LORCA (Ley de Órganos Rectores de Cajas de Ahorro), deberán ser acometidos en seis meses y, para ello, la Junta y el PSOE-A apostarán por el "entendimiento" con el PP e IU. "Pese a la deslealtad del PP en materia de cajas, que cree que puede sacar un puñado de votos, nosotros pensamos en el futuro de muchos sectores económicos y de las familias andaluzas. Por eso vamos a insistir en el consenso para sacar adelante la reforma", ha declarado Velasco.

Hombre de confianza de José Antonio Griñán, secretario general del PSOE-A y presidente de la Junta, el dirigente socialista está convencido de que la reforma de la ley andaluza de cajas puede "blindar" y salvaguardar el carácter social, así como que prevalezca el carácter público de las entidades ahorradoras. Después de explicar que la reforma de la LORCA contempla la entrada de capital privado en las cajas en "casos extremos", ha defendido el modelo de funcionamiento de entidades andaluzas como Cajasol y Unicaja, "recientemente avalado" por el Banco de España, por lo que considera que "hay que proteger y preservar lo que funciona bien".

El secretario de Organización no ha ocultado su contrariedad con los SIP, con las denominadas fusiones frías, por considerarlos un paso a la "bancarización", y ha insistido en la idea de incentivar la fusión entre Unicaja y Cajasol para configurar una "gran caja" andaluz que permita un "mayor músculo" financiero que impulse los proyectos económicos futuros de la comunidad. "Sin prisa, pero sin pausa", así deben transcurrir los pasos para la futura fusión de las dos entidades, según el socialista, que cree ahora que son sus órganos decisión los que deben marcar los plazos y la conveniencia de una decisión ya perfilada por la hoja de ruta de la Junta, los partidos y sindicatos.

En opinión de Velasco, la fusión adquiere si cabe "mayor importancia" tras la adjudicación a la vasca BBK de Cajasur y la frustrada operación para unión de la entidad cordobesa con Unicaja, una operación sobre la que "no se ha contado toda la verdad". "Los que votaron en contra de la fusión deben contar la verdad y no lo han hecho. Esperaremos el tiempo prudente para que salga a la luz y cuenten la verdad los once (representantes de la Cabildo Catedralicio en Cajasur) que votaron en contra de la fusión", ha recalcado.

Rafael Velasco mantiene que, además de la negativa de la Iglesia, se produjeron otro movimientos previos a la intervención del Banco de España en la caja cordobesa. "El PP presionó muchísimo a nivel nacional cuando Cajasur tuvo que elegir entre Caja Murcia y Unicaja. Nos consta que hubo presiones para que se fusionara con Caja Murcia", ha precisado. El objetivo de PP - ha subrayado - era que Cajasur "no se quedará" en Andalucía porque "siempre ha mirado a esta entidad como una urna de votos y porque su objetivo ha sido electoralista y de paso desgastar a la Junta". "El PP celebró con cava que el Banco de España adjudicara Cajasur a la BBK", ha denunciado Velasco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios