La juez aplaza la declaración de Fernández por las supuestas mordidas de 600.000 euros

La juez Mercedes Alaya ha decidido aplazar sine díe la nueva declaración del ex consejero de Empleo Antonio Fernández, al que la magistrada había citado el próximo día 3 de marzo para declarar como imputado por un delito continuado de cohecho en relación con la nueva acusación de haber recibido supuestas mordidas por importe de 602.806,72 euros vinculadas a la concesión de subvenciones sociolaborales, unos hechos que para la juez se desprenden del informe elaborado por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sobre la situación patrimonial del ex consejero y su "entorno familiar". La juez ha justificado el aplazamiento de la declaración en "razones de agenda", dado que aún no ha finalizado la ratificación del informe pericial de los ERE, y además de la comparecencia de Fernández, han sido suspendidas las otras cinco declaraciones previstas para ese mismo día, entre ellas las del ex director general de Trabajo Juan Márquez y el ex director de IDEA Jacinto Cañete.

La instructora también atribuyó la percepción de "dádivas o regalos" al que fuera delegado de Empleo en Sevilla Antonio Rivas, en este caso con la contratación de un hijo suyo por la empresa Heineken.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios