"Hay que aplicar todo el peso de la ley sobre los verdugos"

  • El ex presidente Aznar, que interpreta los resultados electorales del 20-N en materia antiterrorista, exige "memoria, dignidad y justicia" para las víctimas

ETA, las reformas de Rajoy y una dura crítica a los ejecutivos de Zapatero centraron el discurso de José María Aznar, ex presidente del Gobierno y presidente de honor del PP. Se trataba del primer punto de interés de un congreso con arranque descafeinado. Aznar llegó, saludó a Rajoy con elocuente afecto -sin dar lugar a ninguna suspicacia- y tomó la palabra para referirse a asuntos del pasado y del futuro. Celebró el final de los "pactos anti PP y de los cordones sanitarios" gracias al incontestable resultado de las elecciones del 20 de noviembre. Habló mucho de la gestión de ZP: "Se ha hablado ya mucho de la herencia que recibimos. Y es importante insistir en ella, explicarla bien, para que nuestros actos puedan ser comprendidos y para que las dificultades a las que nos tenemos que enfrentar estén presentes. Esa herencia -dijo- es un inmenso pasivo que pesa como una losa sobre nuestro país y especialmente sobre el Gobierno". Y sentenció: "La historia, la verdadera historia, ya ha quedado escrita. Hemos dejado atrás el peor Gobierno de nuestra democracia".

El ex presidente interpretó los resultados del 20 de noviembre en materia antiterrorista: "Hemos decidido perseverar hasta la derrota total e incondicional del terrorismo. Guardar y hacer guardar la memoria, la dignidad y la justicia que merecen las víctimas y aplicar sobre los verdugos todo el peso de la ley. Todo el peso de toda la ley". Y recibió una fuerte ovación del plenario.

Aznar se mostró optimista en que España saldrá de la crisis. "El primer motivo para confiar es que tenemos una voluntad nacional inequívoca de salir de la crisis. Una voluntad que se ha expresado de forma rotunda. El segundo motivo -añadió- es que tenemos un partido y un Gobierno que están dispuestos a liderar esa salida, que lo están haciendo ya y que cuentan con el respaldo abrumador de los españoles".

El ex presidente se refirió al principal efecto de la crisis económica: el paro. "No conozco ningún otro país del mundo capaz de soportar unido un nivel de desempleo de más del 20% durante tanto tiempo. O un proceso de destrucción de su tejido empresarial y económico como el que hemos sufrido. O un ataque tan sostenido y tan contumaz contra sus instituciones. Y contra sus símbolos. Y contra las bases de su cohesión territorial y de su convivencia. Y por supuesto no conozco ningún otro país capaz de soportar todo eso a la vez". También aseguró que "no hay salidas locales ni socialistas a la crisis, porque no hay futuro posible para un país cuyas instituciones y dirigentes sigan dudando de él".

Los problemas que arrastra España en los últimos años han supuesto, según Aznar, que "nunca como en los últimos años ha estado tan claro lo que se votaba. En todas partes, en todo momento. Nunca ha salido de las urnas un mandato tan reiterado y tan nítido. Y, por ello mismo, tan preciso y tan exigente".

Apoyó todas las reformas de Rajoy. Recordó a Fraga. Y deseó suerte al presidente del PP andaluz: "Hace unos meses, en Andalucía, dije que había llegado el tiempo de Mariano Rajoy. Ahora, en Sevilla, digo que ha llegado el tiempo de Javier Arenas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios