El arzobispo de Granada defiende el libro y dice que el aborto sí promueve el maltrato

  • El prelado granadino califica la polémica por 'Cásate y sé sumisa' de "ridícula" e "hipócrita"

Comentarios 2

El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, se pronunció ayer en un comunicado sobre la polémica generada con la publicación por parte de la editorial Nuevo Inicio -propiedad del Arzobispado- del libro Cásate y sé sumisa de la periodista italiana Costanza Miriano. Y ha sido contundente, como se podía esperar. Según Martínez, el libro se "defiende por sí solo" y califica la polémica generada por el libro como "ridícula" e "hipócrita". Además, niega que incite a la violencia de género, a lo que sí favorece, según su comunicado, "la legislación que liberaliza el aborto".

"No es mi intención defender el libro, que se defiende por sí solo, ni justificar su título o el del que le sigue (que será publicado en breve), que forma un díptico con él y que lleva por título Cásate y da la vida por ella. Hombres de verdad para mujeres sin miedo. Eso es prerrogativa propia de su autora, que lo ha explicado ya reiteradamente dentro y fuera del libro", asegura.

En su nota asegura que "la obra ha sido positivamente reconocida como evangelizadora por L'Osservatore Romano", apunta. "Estos parámetros indican que la posición de la editorial en estos dos libros es acorde con las enseñanzas de la Iglesia".

"En ese contexto, la polémica generada por este libro -que no pretende más que ser el precioso testimonio de amor y de libertad de una mujer cristiana de hoy-, resulta tan ridícula y tan hipócrita. Las personas medianamente informadas saben perfectamente, a estas alturas, que el libro, y hasta mi pobre persona, no somos más que una excusa", dice.

Porque asegura que todo es una campaña en contra del Arzobispado y la propia iglesia. "Se trata de dañar a la única institución que se resiste a ser domesticada por el rodillo de la cultura dominante: el pueblo cristiano. Ése es el estorbo, y todo lo demás son excusas", relata el prelado.

Y responde también a las acusaciones de que instiga a la violencia machista. "Ni esta obra, ni ninguna declaración mía jamás, ha justificado o excusado, y menos aún, promovido, ningún acto de violencia a la mujer. Sí que favorece y facilita la violencia a las mujeres, en cambio, la legislación que liberaliza el aborto, al igual que todas las medidas que debiliten o eliminen el matrimonio, en la medida en que tienden a hacer recaer toda la responsabilidad de un eventual embarazo sobre la mujer dejada a sí misma, sin responsabilidad alguna por parte del varón".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios