La mujer asesinada en Jaén no denunció pero sí se asesoró para la separación

  • El IAM lamenta que no se abriera el proceso para proteger a la víctima

Comentarios 1

La mujer que murió asesinada presuntamente a manos de su marido el pasado miércoles en la aldea de Noguerones, perteneciente al término municipal jiennense de Alcaudete, no había presentado ninguna denuncia pero sí se asesoró para iniciar su separación. La víctima, E. A. M., de 54 años, murió presuntamente a manos de su marido, quien después se entregó voluntariamente en la Guardia Civil. Los hechos ocurrieron poco antes de las diez de la noche, en plena calle, donde el hombre, E. J. F. M., apuñaló a su esposa hasta matarla. La víctima era madre de dos hijas, una de 27 y otra de 19 años La directora general del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Soledad Pérez, reveló ayer que la mujer "sí que había acudido al Centro de Información a la Mujer, tanto de su municipio, como del IAM, y había tenido atención psicológica en 2008, en relación con sus dificultades matrimoniales y con la posible ruptura matrimonial. En esos casos de atención psicológica", recalcó Pérez, "subyace la violencia de género", pero en este caso concreto "no mediaba ningún tipo de denuncia, ni ningún otro tipo de procedimiento".

La directora general del IAM lamentó el hecho de que "no supusiéramos, a través de una denuncia", que la mujer estaba siendo maltratada y, por tanto, que "no se abrieran los procesos para poder protegerla". Pérez hizo un llamamiento "a las mujeres, a sus familias y a su entorno, para que no minimicen ese riesgo y que, por favor, pongan denuncias, porque es la única forma de iniciar una acción para su defensa y para su protección". El IAM se personará como acusación particular en el proceso judicial.

Ayer, cientos de personas acudieron al entierro de la mujer. En Alcaude, municipio al que pertenece la pedanía de Noguerones, se han decretado dos días de luto oficial tras el suceso y en el Ayuntamiento las banderas ondean a media asta. También se celebraron dos concentraciones silenciosas, una en Alcaudete y otra en Noguerones, donde se leyó un comunicado oficial recordando a la mujer asesinada y en repulsa de lo sucedido.

Ana Mato, ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, condenó el asesinato y expresó su "absoluta repulsa" por la muerte de la mujer. La ministra, que recordó que es la quinta víctima de este tipo de violencia en lo que va de año, reiteró que "no tolerará la violencia contra las mujeres".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios