La juez abre una nueva causa por las ayudas de 36 millones concedidas a Santana Motor

La juez Mercedes Alaya ha accedido a una petición de la Fiscalía Anticorrupción para abrir una nueva causa en relación con las subvenciones que recibió Santana Motor por importe de 36 millones, aunque la instructora ha decidido abrir una nueva causa distinta a la de los ERE, al entender que la misma "excede del objeto de la presente investigación".

La nueva investigación se refiere a una ayuda de 36.105.044 euros concedidas en diciembre de 2009 por la Consejería de Innovación para el "desarrollo y seguimiento de los proyectos de diseño y desarrollo tecnológico y de procesos de industrialización de vehículos todoterreno". La Fiscalía Anticorrupción expuso a la juez que en el informe de actuación se recogen discrepancias entre el convenio que fue firmado por la agencia Idea y el que fue fiscalizado por la Intervención General de la Junta. Esas diferencias se concretan en un apartado que "desaparece", en el que se hacía referencia a la obligación de la autoridad de incluir los requisitos de información y publicidad, y en otro apartado se cambia el texto, alterando "sustancialmente" el contenido del convenio y su naturaleza jurídica, de forma que Idea (y posteriormente Santana Motor) recibe "no un crédito reintegrable, como había autorizado el Consejo de Gobierno, sino una ayuda a fondo perdido". Según el informe de la Intervención, esto podría suponer un "menoscabo de fondos público, que han sido entregados a Santana Motor sin autorización del Consejo de Gobierno y sin que los mismos hayan sido recuperados por la agencia Idea dada la situación en que se encuentra la mencionada entidad desde hace varios años". Alaya cree que los hechos pueden constituir delitos de prevaricación, falsedad y malversación de caudales públicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios