El chipionero detenido en Honduras está en la cárcel por delitos de secesión y daños

  • El abogado que asiste a Porta cree que su defendido es víctima de un 'show' del Gobierno

Comentarios 1

Antonio Porta Álvarez, de 41 años y natural de Chipiona (Cádiz), fue declarado culpable ayer por un juzgado de Tegucigalpa tras ser detenido en la capital de Honduras por su supuesta participación en las manifestaciones de apoyo al depuesto presidente Manuel Zelaya el pasado día 22. Según explicó su hermano Juan Manuel, el Consulado de España en Honduras confirmó a la familia que Antonio Porta se encontraba entre las dos personas declaradas culpables, mientras que otras seis fueron absueltas de los delitos de secesión y daños. Antonio fue el único detenido que no tenía la nacionalidad hondureña.

Marco Tulio Amaya, el abogado que está asistiendo a Antonio Porta, no se muerde la lengua al otro lado del teléfono. Desde su despacho en Honduras, el letrado atiende la llamada de este periódico mientras prepara el recurso de apelación que hoy mismo va a interponer ante la Corte Primera de Apelación contra el auto de prisión que ha considerado a Antonio culpable de los delitos de sedición y daños agravados.

Y lo va a hacer convencidísimo de que se trata de un auto "injusto e ilegal", ya que el chipionero sería víctima del show de un Gobierno "ilegítimo", el de Michelettti, "que intenta demostrar a la comunidad internacional que los extranjeros están viniendo para acá para intentar reinstaurar a Zelaya". El letrado hondureño considera que el chipionero se ha convertido por una mala jugarreta del destino en la víctima de un escarmiento internacional simplemente por estar en el momento y el sitio equivocado. El propio Antonio lo dijo a las cámaras de televisión: "Yo no he hecho nada. Sólo daba un paseíto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios