El colapso de un juzgado frena el arresto de pedófilos en Málaga

  • El instructor de la operación Carrusel paraliza la liberación de nuevos exhortos · Una decena de los detenidos hace una semana queda en libertad con cargos

La mayor intervención contra la pornografía infantil en España se encuentra bloqueada. Los 121 detenidos, entre ellos 96 imputados, destapados el pasado 1 de octubre en la operación Carrusel han desbordado al Juzgado de Instrucción número 5 de Madrid. Ante esta situación, el magistrado que lleva las diligencias ha decidido no liberar nuevos exhortos que permitan atrapar a más implicados asentados en la provincia de Málaga y que no pudieron ser capturados días atrás.

Fuentes judiciales explicaron a este periódico que la Policía Nacional tiene identificados y localizados a una serie de individuos, sin precisar la cifra exacta, supuestamente implicados en este caso de producción, posesión y distribución de pornografía infantil. Sin embargo, su captura se está retrasando considerablemente porque el juzgado madrileño no remite la documentación necesaria. Además, la enviada antes de iniciarse la operación policial ha caducado ya, por lo que se esperan nuevos exhortos desde Madrid.

Los agentes se mantienen a la espera y señalan que los objetivos están fijados, por lo que únicamente necesitan la remisión de los documentos judiciales para que se emitan las órdenes de detención de los supuestos delincuentes.

Estos nuevos arrestos se sumarían a la decena que ya se llevaron a cabo en diversos municipios de Málaga, donde se incautó numeroso material pedófilo. En toda Andalucía fueron 37 los detenidos.

Fuentes consultadas calificaron las imágenes almacenadas por los arrestados como "nauseabundas" y destacaron que éstos guardaban casi diez millones de archivos informáticos que podían contener pornografía infantil. Estos documentos están aún en fase de análisis para determinar si han existido, aparte de las identificadas, otras víctimas de alguno de los implicados, así como establecer sus relaciones con otros pederastas en la red. Además, algunos de los domicilios identificados ya habían sido registrados en investigaciones de la misma naturaleza y los responsables del delito detenidos con anterioridad.

Los diez presuntos pedófilos detenidos en la provincia de Málaga quedaron en libertad con cargos tras prestar declaración, aunque serán citados por el juzgado instructor en las próximas semanas para prestar nuevamente declaración. Fuentes cercanas al caso informaron que el perfil de los detenidos en Málaga, al igual que en el resto del país, era muy amplio, con distintos niveles de estudios y con una amplia franja de edades. Por ejemplo, cayeron un conserje, un transportista, un albañil o desempleados.

Los arrestos en esta provincia se produjeron de forma paulatina en distintas localidades. En la capital fueron atrapadas siete personas, mientras que el resto de los implicados reside en Vélez-Málaga, Antequera y Nerja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios