La conexión entre los juzgados evitará "desaguisados" como el caso Mari Luz

  • Los jueces ya tienen acceso a información de cualquier persona con un proceso abierto · Una alarma avisará de procedimientos que lleven tres meses inactivos

Comentarios 5

La Junta acaba de dar un "paso de gigante" en seguridad y control de la gestión judicial al anticiparse al Gobierno central en la interconexión de los juzgados. Un servidor informático permite desde hoy a los jueces y secretarios judiciales de 64 juzgados de lo Penal andaluces saber en tiempo real la situación procesal de cualquier persona, evitándose así situaciones como que un delincuente en busca y captura pueda salir sin problema de otro órgano en el que acabe de prestar declaración por otra causa. Como bien explicó ayer en la presentación de este sistema el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Augusto Méndez de Lugo, se pondrán fin a determinados "desaguisados" que, necesariamente o no, recuerdan el caso Mari Luz, la menor onubense que murió porque su presunto asesino estaba en libertad por una cadena de errores : sobre él pesaba una condena por abusos sexuales sobre su propia hija, comparecía en otros juzgados por otros casos similares, sin que lo supiera el juez que ordenó su ingreso en prisión y cuya ejecutoria no se comunicó por estar en paradero desconocido -no se dictó orden de busca y captura-.

Aparte de la "seguridad jurídica" y la "tranquilidad" que supone para el ciudadano, la consejera de Justicia, Begoña Álvarez, principal impulsora de la implantación de este sistema, valoró que éste permitirá un seguimiento del ritmo de trabajo del juzgado. Según detalló Álvarez, esta herramienta informática está dotada de unas alertas que se activarán cada tres meses avisando de que el procedimiento está "inactivo". Por eso, tanto Álvarez como Méndez de Lugo lo calificaron de un "paso de gigante", porque combina dos funciones que garantizan seguridad a la sociedad y que "los procedimientos no se duerman en los armarios".

Este instrumento tendrá un uso restringido a jueces y secretarios judiciales que, con la introducción de un nombre o un DNI, tendrán de inmediato conocimiento de en qué situación está el procedimiento de cualquier persona. La confidencialidad está asegurada y a prueba de piratas, ya que los jueces y los secretarios tendrán que utilizar una clave personal para acceder al sistema y la información está cifrada; además, si cualquier otra persona accediera, quedaría un "rastro" informático.

Tras la experiencia en los juzgados de lo Penal, esta se irá ampliando progresivamente a otros órganos, siendo los siguientes los de Instrucción y Guardia, Menores y de lo Mercantil, de manera que esté completa la red a finales de año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios