Andalucía

Un consejero de Unicaja achaca al PSOE la falta de un sistema financiero fuerte

  • Santiago Orosa, vicesecretario del consejo de administración de la entidad malagueña, considera que la responsabilidad del fracaso sobre el proyecto de la caja única corresponde al Gobierno de la Junta

Comentarios 6

El vicesecretario del consejo de administración de Unicaja, Santiago Orosa, integrante de IU, responsabiliza al PSOE de "la inexistencia de un potente sistema financiero andaluz" y considera que ello "es responsabilidad exclusiva de aquellos que siempre han gobernado Andalucía".

Orosa, también habitual portavoz de IU sobre cajas en Andalucía, dijo, en declaraciones divulgadas ayer por Efe, sobre la posible fusión Unicaja-Cajasol que "cuando dos partes crean una sociedad mercantil y una aporta, por ejemplo, el 75% del capital y el otro el resto, el mayoritario puede ser generoso en aras del acuerdo, pero el minoritario no puede imponer las condiciones relevantes de la gestión". Para Orosa, este razonamiento "es muy fácil de entender".

El consejero de Unicaja añadió que, en este contexto, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, "no debe perder de vista los resultados" de los tests de estrés sobre las entidades financieras europeas "y actuar con la certeza de los datos porque no es lo mismo un seis que un nueve por ciento", en alusión a la capacidad de respuesta de las entidades financieras en hipotéticos escenarios de gran adversidad como el planteado en los denominados tests de estrés.

Orosa se referió en su reflexión, de este modo, al indicador denominado Tier 1 (proporción de recursos de máxima calidad del total de activos ponderados por riesgo) obtenido respectivamente por Cajasol y Unicaja en el peor de los escenarios dibujados en las pruebas, con lo que quiso dejar claro la diferencia entre ambas entidades.

Orosa manifestó además que "la responsabilidad del fracaso sobre la idea de un sistema financiero andaluz nucleado en la concepción de la caja única es exclusivamente de aquellos que han gestionado el Gobierno de Andalucía", ya que, en opinión del vicesecretario del consejo de administración de Unicaja, "tras quince años persiguiendo un proyecto no es justo echarle la culpa a otros".

Además, Orosa sostuvo que "dadas las circunstancias, números y la coyuntura económica, no hay posibilidades a corto plazo de desarrollar un sistema financiero andaluz". Esta opinión la fundamentó en que "apenas hay margen de maniobra".

También aludió en sus declaraciones este consejero de la entidad financiera malagueña a que "los andaluces, empresas y familias, reciben prestado más dinero del que tienen depositado en la totalidad del sistema financiero", por lo que, a su juicio, "deberíamos ser muy prudentes porque el ahorro de otros territorios ha sido prestado a los andaluces".

Respecto a la ubicación de la sede ante una posible fusión que protagonice Unicaja, despojándose de sus cargos, Orosa afirmó que debe suponer que la central se mantenga en Málaga. Orosa calificó la posición en ese mismo sentido del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), ante una unión de Unicaja y Cajasol como "no demagógica". Más bien la definió como "lógica y coherente con lo que debe hacer un alcalde".

Santiago Orosa se manifestó, por otra parte, en contra del contenido del decreto ley convalidado por el Congreso que modifica la ley de cajas (conocida por su acrónimo oficial, Lorca) al considerar que "supondrá, si la situación económica continúa como está, la muerte de las cajas de ahorro en el plazo de dos o tres años transformándose en bancos".

En este contexto, Orosa defendió la actual naturaleza jurídica de las cajas al entender que hay fórmulas de captación de recursos sin modificar básicamente la actual configuración.

El vicesecretario del consejo de administración de Unicaja reprochó a Griñán que critique a los que defienden despolitizar las cajas mientras su grupo aprueba una norma que parcialmente excluye a los políticos, y dijo del presidente del PP-A, Javier Arenas, que quiere despolitizar, pero ello contrasta -según afirmó- con la postura de los populares en Cajamadrid.

"El Gobierno le ha hecho el trabajo sucio a aquellos que siempre han querido privatizar las cajas. Han ganado la batalla porque, tal vez, algunos se han rendido", indicó, finalmente, Santiago Orosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios