La conservación del lince continúa presentando "problemas desconocidos"

  • Expertos debatirán en otoño sobre el lugar, ejemplares y forma de suelta más idónea

El director general de Gestión del Medio Natural de la Junta, Javier Madrid, ha destacado que la conservación del lince ibérico supone un desafío que obliga a que técnicos y responsables políticos tengan que afrontar decisiones urgentes sobre problemas muchas veces desconocidos. Madrid ha hecho hincapié en que el comportamiento de este felino aún mantiene muchos patrones que se ignoran, por lo que su conservación silvestre y su cría en cautividad obligan a tomar decisiones urgentes sobre problemas en muchas ocasiones desconocidos.

Todavía no existen conclusiones definitivas sobre la Enfermedad Renal Crónica (ERC) que ha afectado a la mitad de los 71 linces en cautividad, porque falta el resultado de algunos análisis, pero ha destacado que las medidas urgentes adoptadas "han funcionado" porque han permitido controlar esta enfermedad. Según Madrid, "el lince es una especie única sobre la que estamos aprendiendo todos los días y sobre la que no se puede esperar que no tengamos percances que debemos resolver de forma inmediata; muchos de estos problemas hay que resolverlos como problemas novedosos".

Madrid ha anunciado que el próximo otoño, una vez que se sepa detalladamente el origen y la evolución de la ERC así como el número de linces silvestres nacidos este año, se decidirá, siempre con informes de los expertos, si este año se afronta la primera reintroducción en la naturaleza de linces nacidos en cautividad, como estaba inicialmente previsto. Para asesorar esta crucial decisión, objetivo último del programa de cría en cautividad del lince, la Junta ha convocado para este otoño un taller internacional de expertos que debatirán sobre el lugar, los ejemplares y la forma de suelta más idónea de estos felinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios