La construcción de VPO vuelve a enfrentar a la Junta con el Ayuntamiento de Málaga

  • Espadas critica la "insuficiente" previsión de los planes locales para dar respuesta a la demanda

La vivienda de protección oficial volvió a situarse ayer en elemento de confrontación entre el Ayuntamiento de Málaga y la Junta de Andalucía. Lo hizo después de que el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta, Juan Espadas, criticase la "insuficiente" respuesta dada por el equipo de gobierno del PP a los miles de ciudadanos con dificultades para acceder a una casa del mercado libre, al tiempo que advirtió que, si el Ayuntamiento no impulsa la ejecución de este tipo de promociones, "lo hará la Junta".

"No hay vuelta atrás", apostilló Espadas, que presentó la creación del Observatorio Territorial de Andalucía (Otea), y que tendrá sede en la capital malagueña. Durante su intervención, Espadas lanzó un doble aviso al Consistorio regido por Francisco de la Torre (PP). De un lado, aseguró que el número de VPO previsto en el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de la ciudad, al que tiene que dar luz verde su Consejería, es escaso para atender la "demanda real" de la población, que según los datos de los que dispone su departamento es de unas 20.000 viviendas nuevas. De otro lado, subrayó que, si no hay actuación municipal, será el Plan de Ordenación Territorial del Área Metropolitana (Potaum) "el que fijará dónde se deben hacer". En numerosas ocasiones, Espadas ha advertido de las dificultades para construir en Málaga y , en especial, en la Costa del Sol.

La reacción del equipo de gobierno, por parte del concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, defendió que el PGOU fija una reserva para VPO por encima del 30%, lo que permitirá levantar más de 22.000 pisos de este tipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios