El decreto de la vivienda vacacional estará listo antes del próximo verano

  • Turismo señala que de lo contrario "el problema va a ser en un momento dado inabarcable"

La Consejería de Turismo y Deporte pretende definir "a corto plazo" la normativa por la que se regirán las viviendas de uso turístico, porque de lo contrario "el problema va a ser en un momento dado inabarcable", según afirmó el titular del departamento, Francisco Javier Fernández.

El objetivo de Turismo es que el decreto esté definido antes del próximo verano y que haya un "mismo criterio" en todos los municipios, de manera que exista seguridad jurídica, explicó el consejero al ser preguntado sobre el "limbo jurídico" en el que se encuentra actualmente el alquiler de vivienda vacacional.

El alojamiento hotelero y extrahotelero tienen que tener un marco jurídico "de garantías" tanto para el emprendedor como para el usuario que accede al servicio de que éste ha pasado todos los controles, todo ello en un marco de "legalidad y solidaridad fiscal", argumentó. El titular de Turismo y Deporte opinó que en esta cuestión no se pueden "buscar apaños", sino que es preciso abordar una regulación de una manera seria, sin urgencia pero sí con "cierta prisa en definirlo y después en gestionarlo administrativamente también".

La Asociación de Viviendas Vacacionales en Andalucía (Apartsur) señaló recientemente la necesidad de que la Junta regule el sector para evitar la "guerra de precios" que supone la comercialización de parte de la oferta de manera clandestina. Hasta la fecha, el borrador elaborado por la Junta de Andalucía no convence al sector por la "ambigüedad" de determinados puntos y porque genera "conflicto" en algunas ciudades. El titular de Turismo se ha mostrado partidario de que el decreto se adapte a la realidad andaluza, que es diferente de la de Madrid, por ejemplo, donde se exige una estancia mínima de cinco noches.

¿Puede alquilarle su vivienda a los turistas para que pasen unos días en España? Depende de dónde viva. Hasta mayo de 2013 pocas autonomías ponían límites y la Ley de Arrendamientos Urbanos, estatal, permitía alquilar casas por periodos cortos, siempre que se tributara por los ingresos. Pero hace ahora dos años todo cambió: el Gobierno central sacó las viviendas turísticas de esa legislación e invitó a las comunidades autónomas a regular a su antojo. Cada una lo ha afrontado de manera distinta y, además, ha tenido que dejar espacio a que los municipios, responsables de los planes urbanísticos, puedan imponer sus límites. ¿El resultado? Una ensalada de leyes que permite o prohíbe arrendar apartamentos separados por unos kilómetros. La Junta promete tener listo el decreto antes del próximo verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios