La delegada de Drogas dice a los padres que el castigo "no funciona"

  • Nuria Espí insiste en que es mejor informar a los hijos sobre el consumo de alcohol

La delegada del Plan Nacional sobre Drogas, Nuria Espí, pidió ayer que las familias trabajen en la prevención del consumo de alcohol entre menores, que se inician en este hábito entre los 14 y 15 años, e instó a hacerlo sin "moralina" porque "la prohibición" y el "castigo" no funcionan. Antes de presidir en Sevilla la reunión de la Comisión Interautonómica de Drogas, Espí reconoció que es "difícil" llegar a cada familia para que hagan la labor preventiva con sus hijos. A los padres hay que explicarles "cómo hablarles a los hijos de las consecuencias que puede tener un consumo elevado y qué deben hacer cuando sus hijos llegan un fin de semana en condiciones un poco irregulares, porque la prohibición, el enfado y el castigo no va a dar resultados", subrayó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios