operación contra el narcotráfico. la cocaína fue detectada en un contenedor de plátanos

Seis detenidos y nueve toneladas de coca en la mayor incautación del país

  • La droga intervenida superaría los 3.000 millones de euros en el mercado

  • Venía oculta en un barco procedente de Colombia que estaba siendo vigilado por Policía y Agencia Tributaria

Comentarios 1

Seis detenidos, 8.740 kilogramos de cocaína, más de 3.000 millones de euros de valor en el mercado. El mayor alijo jamás aprehendido en España y el mayor encontrado en un contenedor en Europa deja cifras mareantes, difícil de abarcar para el común de los mortales. La Policía Nacional y la Agencia Tributaria encontraron el pasado domingo en un contenedor en el Puerto de Algeciras una fortuna en cocaína de gran pureza, recién llegada desde Colombia y destinada a repartirse por toda Europa.

El mayor alijo de cocaína aprehendido en España venía oculto entre 1.080 cajas de plátanos. Había partido desde el puerto de Turbo (Colombia) en el buque Lucie Schulte, que estaba siendo vigilado por la Policía Nacional y la Agencia Tributaria. El hallazgo del pasado domingo no fue casualidad: era el resultado de una investigación conjunta, mediante la que se venían controlando las operaciones de la empresa expedidora de la mercancía en Colombia y de la empresa importadora en España. Gracias a la colaboración internacional se tuvo conocimiento de un envío sospechoso de transportar sustancia estupefaciente dirigido al puerto de Algeciras.

La expedición sospechosa estaba compuesta por tres contenedores, que fueron revisados el domingo 22 en el Puerto de Algeciras por parte de agentes de la Policía y funcionarios de Vigilancia Aduanera. El escondite no era el más sofisticado al que se enfrentaban las fuerzas de seguridad: en uno de los contenedores, en cajas con el reclamo de Nutritious bananas, la droga aparecía bajo una capa de plátanos, no inserta en fruta como en otras ocasiones.

La cocaína fue descargada, pero se decidió continuar con la entrega del contenedor de forma vigilada, para poder identificar a los responsables de la operación. El seguimiento del contenedor llevó a los investigadores hasta una nave en Málaga. Allí fueron detenidas tres personas relacionadas con la empresa importadora, Aurelio F. M., José Carlos F. A. y Juan José C. H. Otros dos empresarios miembros de la organización que se habían dado a la fuga también fueron finalmente arrestados: Willian François R. I. y Roberto R. H. Se trata de dos personas de nacionalidad francesa y residentes en Málaga cuya detención ha sido posible gracias a una orden europea de detención y a las gestiones de la Aduana francesa y la OCN de Sirene España. A ellos se sumaba un sexto detenido en la madrugada de ayer: un guardia civil que era arrestado en Algeciras. No obstante, explicaba por la mañana el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, la operación seguía abierta y no se descartaban nuevas detenciones.

Zoido fue el encargado de explicar los pormenores de la operación en el Centro de Inspección no Intrusiva de la Aduana del Puerto de Algeciras, junto al escáner que se emplea para revisar algunos camiones. Rodeado de palés cargados de cocaína y de representantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y de Vigilancia Aduanera, el ministro alabó la actuación de los agentes y los funcionarios en una operación que "muestra que la lucha contra el narcotráfico es una prioridad. Seguiremos por tierra, mar y aire", remarcó. El ministro estuvo acompañado por el director general de la Policía, Germán López; el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz; el director adjunto de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, Ángel Delgado, y el delegado especial de la Agencia Tributaria en Andalucía, Jorge Ramírez.

La aprehensión llevada a cabo en Algeciras es la mayor de la historia del narcotráfico en España en todos los medios de transporte y supone también la mayor cantidad intervenida en un contenedor en toda Europa, por encima del resultado del abordaje de la embarcación Tammsare, llevado a cabo en alta mar en 1999 (7,6 toneladas) por parte de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y Policía Nacional. Llega después de que hace menos de cinco meses se incautase otro gran alijo en el Puerto de Algeciras, también escondido entre plátanos: 5.883 kilos de cocaína.

La aprehendida ayer, apuntó el ministro, hubiera alcanzado un valor en el mercado de más de 3.000 millones de euros. La droga llega habitualmente con una gran pureza, de entre el 85% y el 90% y se calcula que de cada kilogramo que llega con esta calidad salen tres o cuatro kilos de droga para su venta al consumidor. La cocaína que se consume suele tener una pureza del 20%, explicaba uno de los policías.Esta operación supone por tanto, resaltó el ministro Zoido, la retirada de un gran número de dosis. "Quienes trafican con droga y quienes les ayudan deben saber que van a pagar tarde o temprano por ello", apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios