Una escuela de obesidad enseña al paciente a no culparse

  • El Reina Sofía de Córdoba imparte talleres para cambiar los hábitos alimenticios

Cambiar los hábitos alimentarios, realizar ejercicio físico, aprender a hacer la compra y a no culparse por su enfermedad son algunos de los consejos que han aprendido más de 200 pacientes este año en la escuela de obesidad del Hospital Reina Sofía de Córdoba. La obesidad, que en Andalucía afecta ya al 20% de la población, se sitúa en España como la segunda causa evitable de mortalidad después del tabaco.

Las personas que asisten a estos talleres, en su mayoría obesos mórbidos que van a someterse o ya se han sometido a una operación de cirugía bariátrica, reciben diferentes consejos de los talleres educativos nutricionales que les ayuda a "controlar o reducir el peso y a mejorar su adhesión al tratamiento".

Según la enfermera del servicio de Endocrinología y Nutrición del complejo sanitario Mercedes López, cada taller cuenta con unos 20 pacientes aproximadamente, en su mayoría mujeres que sobrepasan el índice de masa corporal de 35.

Estos talleres de terapia conductual se reparten en cuatro sesiones al mes, el primero de ellos es el denominado "apoyo emocional" en el que se les explica la importancia de no culpabilizarse por padecer obesidad mórbida, ya que es "una enfermedad como tal y necesita de los tratamientos necesarios para buscar una solución al respecto", indica López. La segunda sesión está dedicada al ejercicio físico adaptado a las limitaciones y riesgos de lesión que presentan los pacientes con obesidad severa.

Las clases que se desarrollan en una sola sesión semanal durante dos horas y media, cuentan también con mediciones antropométicas para evaluar la eficacia de los tratamientos.

El tercer taller se centra en analizar y desmentir las ventajas de las dietas milagro y los fármacos que "supuestamente permiten adelgazar pero cuya eficacia no está probada", apunta Mercedes López. La última sesión va dirigida a aprender a hacer la compra, a saber qué deben tener en la nevera.

Además, ha afirmado que al finalizar los talleres se ha llevado a cabo un estudio sobre 57 pacientes que el seguimiento de las indicaciones han permitido reducir el índice de masa corporal a medio y largo plazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios