El espeleólogo granadino fallecido en Marruecos murió ahogado

El informe de la autopsia practicada al espeleólogo granadino José Antonio Martínez, que falleció en abril en la cordillera del Atlas de Marruecos junto a un compañero, certifica que murió ahogado y no por las lesiones que sufrió en la caída, como defendía el informe marroquí.

El dictamen del Instituto de Medicina Legal de Granada, fechado el 26 de junio, apunta que el policía nacional falleció por un síndrome asfíctico ocasionado por "asfixia mecánica por sumersión y compromiso respiratorio".

El despacho de abogados Ilocad, dirigido por Baltasar Garzón, que representa a la viuda del fallecido, destacó que la autopsia corrobora las declaraciones de los compañeros del fallecido, que apuntaron una posible negligencia del equipo marroquí como causa principal de la muerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios