La familia pide reducir los plazos para buscar a los desaparecidos

  • Decenas de personas se congregaron ayer a las puertas del domicilio de Marta para mostrar su apoyo y solidaridad

La familia de Marta del Castillo pidió ayer un cambio del protocolo policial de búsqueda de desaparecidos, con la finalidad de acortar los plazos. Javier Casanueva, tío de Marta, explicó ayer que la familia no quedó satisfecha con el protocolo establecido desde que se denunció la desaparición, puesto que hasta que recibieron la visita de un responsable del grupo de Homicidio “pasó mucho tiempo”.

El portavoz de la familia consideró que, de acortarse esos plazos, se podría haber evitado las tres semanas de angustia que ha sufrido la familia hasta que se ha conocido el trágico desenlace. La familia, según dijo a Europa Press Javier Casanueva, no tiene “reproches” para la investigación policial, pero luchará “hasta el final” para que no quede libre “un asesino en potencia”. El portavoz familiar se mostró en contra de la posibilidad de reinserción del asesino confeso de su sobrina. “Se puede reinsertar el que roba móviles en una tienda o el que parte un cristal para sustraer un radiocassette, pero si ha tenido la sangre fría de matar a mi sobrina, ocultar el cuerpo y callar durante 21 días de una forma fría y calculadora, no debe salir porque es un asesino en potencia”, insistió.

Varias decenas de personas se concentraron ayer a las puertas del número 3 de la calle Argantonio, en el barrio de Tartessos, para mostrar su apoyo y solidaridad a la familia. En la puerta del bloque, los vecinos y amigos depositaron numerosas velas y claveles, así como fotos de la joven y de imágenes religiosas, entre las que predominaban las fotografía de la Macarena y el Cristo del Cachorro.

Los hermanos Daniel y Francisco Moral, dos jóvenes de 18 y 22 años, se desplazaron ayer desde Córdoba para colocar una vela en el bloque de Marta del Castillo. “No es propio de un ser humano este crimen, habría que mejorar la Justicia, hacer algo para que no vuelvan a repetirse casos como éste y como el de Mari Luz”, afirman.

Luis García, padre de tres niños de la misma edad que Marta y vecino de la barriada, acude portando una camiseta con la foto de Marta. “Aunque nosotros estamos encima de nuestros hijos, el Gobierno también debe cuidar de ellos. La Justicia debe ser un poco más dura” con estos casos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios