El fiscal pide 59 años para el hombre que mató a su hermana por unos muebles

  • El fratricida de la localidad almeriense de Gérgal disparó contra su hermana y varias personas más en octubre de 2013

"Resentido" por unos muebles. De esa forma disparó Juan L.C. en Gérgal (Almería) contra su hermana, que falleció como consecuencia de los disparos. Esa es la conclusión del fiscal, que pide 59 años de prisión para el acusado de herir también gravemente a la pareja de su sobrina y a una vecina que, en el momento de los disparos, pasó la calle Redentoristas de este municipio almeriense. Los hechos ocurrieron el 6 de octubre de 2013.

Según el fiscal, Juan L. C. actuó también "en represalia" porque su sobrina le había denunciado ante la Guardia Civil por la apropiación de unos muebles de su propiedad que él le guardaba en un almacén y que, en la mañana en la que sucedieron los hechos, decidió matar al marido de ésta y a "cualquier persona que le acompañara a recoger esos muebles".

Para llevar a cabo su propósito, se atrincheró en una vivienda y disparó a "una distancia de menos de tres metros" contra su hermana, el yerno de ésta, una tercera persona que había acudido para ayudar a transportar los muebles y a la vecina, quien se había parado para "charlar" con la fallecida.

El Ministerio Público imputa a Juan L.C., que tuvo en jaque a la Guardia Civil durante más de 16 horas acordonando su casa hasta que se produjo su detención tres días después del crimen, la presunta comisión de un delito de asesinato, tres asesinatos en grado de tentativa, un delito de tenencia ilícita de armas y un delito contra la administración de Justicia.

El escrito de calificación provisional indica que la sobrina de Juan L. C. formuló, el 15 de septiembre de 2011, una denuncia ante la Guardia Civil en la que relataba que su tío se había apropiado de unos muebles de su propiedad que él guardaba en un almacén. En la denuncia figuraba como testigo su esposo. El atestado policial dio lugar a la apertura de unas diligencias previas en el Juzgado de Instrucción 3 de Almería y, con posterioridad, a la apertura de juicio oral contra Juan L.C.

Cuando llegó el día del juicio, tío y sobrina hablaron y el primero accedió a restituir los muebles que se le reclamaban. En concreto, acordaron que el marido de ella pasaría a recogerlos en la mañana del 6 de octubre, por lo que la vista oral se suspendió, señalándose de nuevo para cuatro días después de la fecha fijada para la entrega. El fiscal recoge que habría sido entonces cuando Juan L.C., "resentido por el procedimiento judicial seguido contra él" y en "represalia, decidió a acabar con la vida" de su sobrino político, "así como de cualquier otra persona que decidiese acompañarle a recoger los muebles".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios