El fuel del 'Fedra' llega también hasta las playas de La Línea

  • Los ecologistas denuncian que las administraciones ocultan información sobre el vertido y que la Junta ha prohibido el consumo de moluscos de la zona del Estrecho

Los trabajos de extracción de las 150 toneladas del tanque dañado del buque Tawe, embarrancado en la Punta San García de Algeciras han concluido con éxito. Las tareas se han llevado a cabo por la empresa contratada por el armador, Svitzar S. Wijsmuller, con la supervisión y el apoyo de la Capitanía Marítima de Algeciras y Salvamento Marítimo. Los veintidós miembros de la tripulación continúan a bordo del buque.

Tras descontaminar el Tawe, la empresa contratada por el armador presentó ante la Capitanía Marítima de Algeciras un plan de reflotamiento. Si éste es aprobado, la operación se produciría la próxima semana.

El segundo de los buques accidentados en el Estrecho, el Fedra, continúa sin embargo aportando malas noticias y las playas linenses se convirtieron ayer en las terceras de la comarca afectadas por el vertido de fuel. El Ayuntamiento linense advirtió ayer de la aparición de manchas de hidrocarburos, por lo que se puso en marcha un dispositivo para su retirada.

Los restos llegaron a primera hora de la mañana en trozos de diferentes tamaños que los vientos y mareas arrastraron a la playa. Hasta mediodía, los operarios habían recogido unos 800 kilogramos de hidrocarburos y arena contaminada.

Mientras, los grupos ecologistas Agaden, Greenpeace y Verdemar-Ecologistas en Acción criticaron que las administraciones públicas "no han informado de forma adecuada sobre los vertidos de hidrocarburos en la Bahía de Algeciras" y manifestaron que conocieron ayer que inspectores sanitarios de la Junta prohibieron el consumo de mariscos y moluscos de la zona, especialmente del entorno del río Palmones, así como en Tarifa.

El ecologista de Verdemar Antonio Muñoz comunicó que el buque Fedra se partió tras estar unas 20 horas a la deriva. Según la información que de un Sistema de Identificación Automática, el barco "estuvo a la deriva desde las 12:01 del día 10 de octubre hasta las 7:50 del mismo día". El ecologista se preguntó cómo es posible que nadie advirtiera del temporal cuando el barco se encontraba tan cerca de las rocas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios