La guerra de los municipios

  • Socialistas y populares rivalizan para erigirse en los defensores de los intereses de los ayuntamientos con la vista en las elecciones locales · IU prefiere situar en los consistorios la primera línea de la ofensiva del 29-S

Comentarios 10

En el municipalismo está la batalla. Ser el abanderado de los intereses de los ayuntamientos y convencer a los ciudadanos de que su mejor defensa está en sus siglas y no en las otras es en este momento la prioridad de los partidos. PSOE, PP e IU se afanan, con la vista puesta en el horizonte de las próximas elecciones municipales, en mayo del año próximo, en transmitir al electorado que a municipalistas no les gana nadie. Y la pelea por hacerse con esa etiqueta ha empezado hace tiempo.

Ayer vivió otro capítulo más,  con los dos principales partidos rivalizando por ganarse el título y reprochando al contrario su escaso interés por las instituciones locales. Desde las filas del PP-A, su portavoz, Rosario Soto, acusó al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, de ser el responsables de la asfixia económica y financiera de los ayuntamientos. Soto no hizo más que salir en defensa del presidente de su partido, Javier Arenas, cuyo discurso está centrado en airear la "marginación" a la que el Ejecutivo andaluz somete a los consistorios. Arenas recibió el ataque del vicesecretario general de los socialistas andaluces, Rafael Velasco, para quien el líder del PP-A había vuelto a proferir "nuevas mentiras y falacias propias de un embustero. Que demuestre lo que dice".

Soto saltó al cuadrilátero asegurando que no es el PSOE el que reta al PP, sino éste a los socialistas a que demuestren que no se produce ningún tipo de marginación en la financiación local. Velasco "debería documentarse antes de hablar", dijo la portavoz del PP, puesto que, según apuntó, la financiación a los ayuntamientos no se realiza sólo a través de las leyes de financiación, sino a través de otras vías, siendo uno de las más importantes las transferencias de capital.

En este sentido, Soto indicó que las transferencias siempre son "escasas" y que la situación de "quiebra" en la que se encuentran los entes locales es responsabilidad del gobierno socialista. "Los ayuntamientos tienen que asumir competencias por la dejación de funciones de la Junta", manifestó la portavoz del PP, quien recordó que desde 1994 su partido está esperando la aprobación del Pacto Local que la Junta prometió.

En opinión de la dirigente popular, las declaraciones de Velasco son fruto del "nerviosismo" ante las elecciones municipales y del hecho de que los socialistas "no tengan candidatos en los municipios andaluces". "Sólo tienen a los candidatos en las capitales de provincia, que son candidatos perdedores", agregó Soto, quien recordó que el PP ya tiene nombrados a más de 680 candidatos en toda la comunidad autónoma.

En este frente municipal, mientras tanto, Izquierda Unida prefiere centrarse en la ofensiva de la huelga general del próximo día 29, y así su coordinador general, Diego Valderas, enviará una carta a todos los cargos públicos de la formación para pedirles que "se rebelen" y secunden la convocatoria. Unos destinatarios que responderán de manera activa a esta petición de Valderas serán los alcaldes de IU, que acudirán en su totalidad a la huelga, sin que además esté previsto que sus ayuntamientos vayan a contar con servicios mínimos.

Valderas, además de hacer un llamamiento a todos los cargos públicos de su formación, también lo hará a todos aquellos que militan en el PSOE-A para que se sumen a la huelga general y tengan un día de "rebeldía" frente a un gobierno "que se está mostrando de forma muy injusta ante los derechos de los trabajadores". "Al pensamiento de izquierda no se le escapa que si Indalecio Prieto, Pablo Iglesias, Francisco Largo Caballero o Julián Besteiro estuvieran hoy aquí, se pondrían del lado de los que estamos defendiendo los derechos laborales y las reivindicaciones de la huelga general junto con los sindicatos y al resto de organizaciones sociales que se han sumado", apuntó Valderas.

Por su parte, el líder nacional del CUT-BAI y alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo, insistió en que los ayuntamientos de IU estarán "totalmente cerrados" el día de la huelga general, asegurando que ello no genera "ningún tipo de peligro". En su opinión, no tiene "ningún sentido" mantener un ayuntamiento abierto el día de una huelga general.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios